Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Qatar niega que su país financie a terroristas

Las relaciones diplomáticas rotas, cerrado el espacio aéreo y cerrada también su única frontera, la que el emirato tiene con Arabia Saudí, el principal instigador de las durísimas medidas tomadas contra Qatar en las que le apoyan además Egipto, Yemen, Barehim y Los Emiratos Árabes. La chispa de este conflicto estalló hace unos días cuando en la web de la agencia de noticias qatarí se colgó un artículo en el que presuntamente, el emir de Qatar defendía a Hamas y a Hezbolá y a Irán. Qatar ha asegurado que esa publicación era falsa, que les hackearon. El FBI lo corrobora y acusa a Rusia, pero los medios saudíes dieron la noticia por buena y comenzó la escalada de acusaciones que ha terminado con el corte de relaciones. La razón esgrimida por los países impulsores es que Qatar apoya y financia el terrorismo, una acusación que el embajador de Qatar en España, Mohammed Jaham Al Kuwari niega rotundamente. Ha afirmado que estas acusaciones nada tienen que ver con el terrorismo y que los motivos hay que buscarlos en que a algunos países de la región no les gusta la política exterior de Qatar y su dialogo con otros países de la zona. El diálogo es el que Qatar tiene con Irán, el principal rival de Arabia Saudí en la zona, con organizaciones como los hermanos musulmanes o con Hamas en Palestina. El embajador de Qatar en España ha opinado que hablar siempre es positivo, que no tiene nada de malo hablar con los vecinos, como Irán y dialogar con los amigos y los enemigos porque al fin y al cabo, tienen que vivir juntos. Esa es la postura de Qatar que no le gusta a Arabia Saudí y sus aliados. La decisión del bloqueo se tomó pocos días después de la visita de Trump a Arabia Saudí, un viaje del que se llevó 110.000 millones de dólares en contratos armamentísticos. Lo primero que hizo el presidente de Estados Unidos tras el anuncio de las medidas contra Qatar fue aplaudirlas en Twitter e incluso apuntarse el tanto. Su secretario de Estado ha intentado rebajar el tono y ha instado a los países promotores del bloqueo a suavizarlo por razones humanitarias, pero a los pocos minutos Trump volvía a la carga acusando a Qatar de una larga historia de apoyo a organizaciones terroristas. Duras palabras para un país en el que se encuentra la principal base militar estadounidense en la zona con 10.000 soldados acuartelados. El embajador de Qatar en España confía en que la situación se solucione pronto y que la solución sea diplomática pero entretanto la pugna en la región continúa, Turquía, aliado de Qatar anuncia que enviará tropas al emirato para defenderlo y el bloqueo continúa. El conflicto tiene además un reflejo, cuanto menos simbólico en el futbol, en la imagen de los jugadores del país que acusa, Arabia Saudí, ya se han disculpado, no respetando el minuto de silencio por las víctimas del atentado de Londres en Australia. Y otra más, que en Arabia Saudí te puedan caer 15 años de cárcel si te pillan por la calle llevando la camiseta del Barça con el patrocinio de Qatar.