Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin pone condiciones a Ucrania para facilitar el éxito de las negociaciones de paz

Poroshenko y Putin se reunen en MinskReuters

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha formulado este miércoles un plan de siete puntos con los que "detener el baño de sangre y estabilizar la situación en el sureste" de Ucrania y ha defendido que el Gobierno ucraniano y los separatistas prorrusos deberían llegar a un acuerdo sobre ellos. Desde Kiev, su homólogo ucraniano, Petro Poroshenko, ha expresado su confianza en que las conversaciones de paz para resolver el conflicto con los separatistas prorrusos en el este del país puedan comenzar este viernes en Minsk.

Estos son los siete puntos formulados por Putin y que el Kremlin ha recogido en un comunicado:
1. Finalizar las operaciones activas ofensivas por las Fuerzas Armadas, las unidades armadas y los grupos milicianos en las regiones de Donetsk y Lugansk.
2. Retirada de las unidades de las Fuerzas Armadas ucranianas a un distancia que haría imposible disparar contra zonas pobladas usando artillería y todo tipo de sistemas de lanzamiento múltiple de cohete.
3. Permitir una observación internacional plena y objetiva del cumplimiento del alto el fuego y supervisión de la situación en la zona segura creada por el alto el fuego.
4. Excluir todo uso de aviación militar contra civiles y zonas pobladas en la zona de conflicto.
5. Organizar el intercambio de personas detenidas por la fuerza sobre la base de 'todos por todos' sin condiciones previas.
6. Abrir corredores humanitarios para refugiados y para entregar cargas humanitarias a las localidades y las zonas pobladas en Donbas.
7. Posibilitar la llegada de brigadas de reparación a los lugares dañados en la región de Donbas con el fin de reparar y reconstruir las instalaciones sociales y las infraestructuras vitales y ayudar a la región a prepararse para el invierno.
Esperanzas en el diálogo
Desde, la capital de Ucrania, el presidente del país, Petro Poroshenko, ha expresado su confianza en que las conversaciones de paz para resolver el conflicto con los separatistas prorrusos en el este del país puedan comenzar este viernes en Minsk.
"Espero que el viernes en Minsk el proceso de paz empiece finalmente", ha señalado Poroshenko en un comunicado. Este viernes está previsto un nuevo encuentro del Grupo de Contacto sobre Ucrania en el que participan Kiev, Moscú y la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE).
Poroshenko espera que la reunión del viernes sirva para iniciar un proceso que lleve a un "arreglo pacífico" al conflicto en las regiones de Donetsk y Lugansk y que en ella se fijen "pasos reales para restaurar la paz", según el comunicado publicado por la Presidencia.
"El pueblo de Ucrania está plenamente a favor (de la paz), mientras que los políticos quieren jugar a la guerra. Quiero decir que yo no lo permitiré", ha añadido, al tiempo que ha indicado que ha coincidido con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en que "la gente tiene que dejar de morir".
Confusión sobre un posible alto el fuego
Este miércolespor la mañana, el presidente ruso, Vladimir Putin coincidía también con las palabras del presidente Poroshenko al asegurar también que el Gobierno ucraniano y los separatistas prorrusos podrían llegar a un acuerdo para este viernes. Lo hacía tras el cruce de informaciones desmentidas sobre un posible alto el fuego entre las partes en conflicto en el este del Ucranía. No obstante, el mandatario ruso exigía que las fuerzas ucranianas debían interrumpir su operación militar en el este y el despliegue de observadores internacionales sobre el terreno.
Putin también ha citado como requisitos para la resolución del conflicto un acuerdo sobre intercambio de presos y la creación de corredores humanitarios para permitir el traslado de los refugiados y el reparto de la ayuda.
“Pasos” hacia la paz
Así, la Presidencia ucraniana ha rectificado su comunicado inicial, en el que anunciaba un "alto el fuego permanente" en el este de Ucrania, tras un desmentido del Kremlin y ha aclarado que ambos han coincidido en "los pasos que facilitarían" la paz.
Según el nuevo comunicado publicado en la web de la Presidencia, durante la conversación los dos mandatarios llegaron a un acuerdo sobre "el régimen del alto el fuego" en la región de Donbas, donde se encuentran Donetsk y Lugansk, y ambos coincidieron "sobre los pasos que facilitarán el establecimiento de la paz".
Rusia, un "Estado terrorista"
Sin embargo, el primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha denunciado que Rusia es un "Estado terrorista" y ha anunciado la próxima construcción de un "muro" en la frontera común para crear un "verdadero" límite entre los dos países.
El jefe de Gobierno ucraniano ha asegurado ante sus ministros que "Rusia es un Estado terrorista, un Estado agresor", y debe "soportar las responsabilidades" que puedan acarrear los sucesivos incumplimientos de las leyes internacionales.
"En relación a la OTAN, considero que la decisión más correcta sería aceptar a Ucrania como Estado miembro", ha dicho el primer ministro que, a un día del arranque de la cumbre de la Alianza en Gales, ha repetido una petición ya formulada la semana pasada.
Yatseniuk, que ha culpado a Rusia del conflicto en el este de Ucrania, ha revelado que el Gobierno trabaja en un proyecto para levantar un "muro" en la frontera con Rusia. El objetivo, ha añadido, es construir una "verdadera frontera" entre los dos países, aunque no ha dado más detalles de estos planes.