Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Putin acusa a EEUU de interferir sistemáticamente en sus asuntos antes de que llegara Trump

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, se ha desvinculado por completo de las acusaciones de manipulación electoral durante los comicios estadounidenses, culpado a la candidata demócrata, Hillary Clinton, de cometer errores de campaña "que no quiere reconocer" y que le costaron la derrota frente a la "más eficaz" propuesta de su rival y vencedor, Donald Trump, y por último ha señalado que Estados Unidos llevaba años "interfiriendo sistemáticamente" en los asuntos del Kremlin antes de que todo esto ocurriera.
"Todo esto no es más que cotilleo, y además dañino. No hay ni rastro de huellas rusas en este presunto ataque informático", ha declarado el mandatario ruso, quien igualmente negó que hubiera discutido con el equipo de campaña de Trump el levantamiento de las sanciones contra Rusia antes de las elecciones.
"Es un sinsentido", ha aseverado el presidente Putin en declaraciones en el Foro Económico Internacional en San Petersburgo, donde no obstante ha confesado su preocupación ante lo que considera como el avance de la infraestructura militar de la OTAN, que describió como el brazo militar internacional de Estados Unidos, cada vez más cerca de sus fronteras.
No solo eso: a juicio de Putin la relación entre Rusia y la OTAN es muy débil por "la ausencia de mecanismos de coordinación entre ambos bloques". "Y eso es malo a la hora de luchar contra el terrorismo, porque la única forma de resolver este problema es a través de la actuación conjunta", ha añadido en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.