Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntlandia y Galmudug retiran su tropas de Galkayo, tras entrar en vigor el alto el fuego

Las regiones autónomas somalíes de Puntlandia y Galmudug han comenzado este viernes a retirar sus tropas y su armamento de la ciudad de Galkayo, después de que en esta jornada entrara en vigor el alto el fuego incluido en el acuerdo de paz aprobado la semana pasada con intermediación del Gobierno en el centro de Somalia.
El presidente de Puntlandia, Abdweli Mohamed Ali y su homólogo de Galmudug, Abdikarim Hussein Guled, se han comprometido a observar el alto el fuego y la retirada completa de las fuerzas de las zonas de batalla, tal y como ha informado Radio Shabelle.
Las dos partes sellaron un acuerdo de paz el pasado fin de semana, poniendo así fin a un conflicto en la ciudad que se ha llevado por delante la vida de cientos de civiles y que ha obligado a otros miles de residentes a abandonar sus viviendas.
La negociación se cerró tras los contactos directos y a puerta cerrada mantenidos por los dirigentes de ambas partes en el Aeropuerto de Galkayo en la tarde del sábado, según la emisora somalí.
La iniciativa contó, además, con la mediación del primer ministro somalí, Abdirashid Sharmarake, y representantes de Naciones Unidas, la Unión Europea y la Unión Africana.
El acuerdo incluye el compromiso de alto el fuego de las partes, la formación de una comisión independiente para verificarlo y la convocatoria de una reunión para el 20 de noviembre en Kismayo para aplicar el acuerdo de paz anterior.
Las dos partes han combatido en la localidad de Galkayo, dividida entre clanes leales a las diferentes regiones. La violencia estalló el 7 de octubre después de que Puntlandia acusara a Galmudug de acoger a grupos que perpetran incursiones violentas en su territorio, aunque Galmudug lo niega.