Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntlandia y Galmudug acuerdan nuevamente poner fin a los enfrentamientos en Galkayo

Los estados semiautónomos somalíes de Puntlandia y Galmudug han alcanzado este lunes un nuevo acuerdo para poner fin a los enfrentamientos de los últimos días en la localidad de Galkayo, que se han saldado con más de 30 muertos.
El presidente de Puntlandia, Abdiweli Mohamed Alí Gaas, ha asegurado que ha hablado con las autoridades de Galmudug para pactar el fin de las hostilidades, según ha informado la emisora local Radio Shabelle.
Los combates, que han provocado decenas de desplazados, estallaron cerca de una semana después de que ambos estados semiautónomos firmaran un acuerdo de alto el fuego con la mediación de Emiratos Árabes Unidos (EAU).
Entre los muertos en Galkayo --un territorio fronterizo entre ambas regiones-- figuran 16 soldados de Puntlandia y trece soldados de Galmudug, según fuentes militares.
La situación vivió un repunte de violencia en septiembre, cuando Estados Unidos bombardeó posiciones del Ejército de Galmudug siguiendo información de Puntlandia, que los presentó como miembros de la milicia islamista Al Shabaab, vinculada a la organización terrorista Al Qaeda.
Tras ello, Somalia solicitó "una explicación clara sobre el bombardeo de Estados Unidos contra las fuerzas de Galmudug", mientras que Washington se comprometió a estudiar lo ocurrido.
Los soldados de Puntlandia y Galmudug se han enfrentado repetidamente por territorios y rivalidades políticas en los últimos años.
Además de combatir en una guerra civil que comenzó en 1991, las fuerzas nacionales, leales al Gobierno de Mogadiscio respaldado por Occidente, y las milicias regionales se enfrentan a la insurgencia islamista. En ocasiones, las milicias se atacan entre sí.