Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bashar al Assad desmiente que esté muerto

Bashar Al Assad: "No he huido ni he muerto"Informativos Telecinco

“No he huido ni he muerto” Con esas palabras ha desmentido el presidente de Siria, Bashar al Assad, los rumores de que estaba refugiado en Irán a bordo de un buque de guerra ruso en una entrevista al canal turco Ulusal.

Según fuentes recogidas por Russia Today, Al Assad ha explicado que: “Estoy en Siria viviendo en el mismo lugar que siempre. No me estoy ocultando en un búnker. Todo lo que se dice sobre mi muerte o desaparición son rumores divulgados por enemigos para sacudir la moral del pueblo sirio”, ha detallado el presidente sirio en una  entrevista al canal turco Ulusal. 

“Si los terroristas asumen el control sobre el país, eso afectaría inmediatamente a los países vecinos”, resaltó. “La inestabilidad duraría muchos años e incluso décadas”, ha matizado al Assad.   El mandatario sirio ha advertido que el cambio de régimen en Siria tendría consecuencias nefastas y peligrosas para toda la región de Oriente Medio.

Respecto al tema de las armas, entrenamiento y financiación que reciben los terroristas internacionales en territorio turco para la lucha contra el Gobierno sirio, Al Assad ha explicado que: “El Gobierno turco tiene las manos manchadas de sangre".
La inestabilidad duraría muchos años e incluso décadas”. Los combates perpetúan en las zonas adyacentes a Damasco. Además reiterados atentados suicidas y coche bombas siguen apuntando a los barrios residenciales e instalaciones civiles en la capital, dejando cada vez más personas muertas.

Según las cifras de la ONU se trata de una guerra que ya lleva más de dos años, se ha llevado por delante  la vida de más de 70.000 personas, y casi cuatro millones personas han sido desplazadas.