Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Canadá busca al asesino "armado y peligroso" de tres policías

Mueren tres oficiales de la Policía Montada del Canadá en un tiroteoTwitter

La Policía Montada de Canadá ha organizado una búsqueda a gran escala del hombre armado de 24 años sospechoso de matar a tiros a tres policías y herir a dos más en la ciudad de Moncton, una localidad de unos 70.000 habitantes en la provincia de New Brunswick, en el este del país. El incidente ha sido uno de los peores de este tipo en Canadá, donde los ataques contra la Policía no son frecuentes.

La Policía ha acordonado una larga zona en el noroeste de la ciudad y ha pedido a los vecinos que permanezcan en sus casas. Un camión blindado de la Policía ha entrado en el vecindario y un helicóptero sobrevuela la zona. Las autoridades también pedido a los residentes que no tuiteen la ubicación de los agentes, ya que esto podría dar ventaja a Justin Bourque, al que la Policía sigue buscando.
Los medios locales de Moncton han publicado una fotografía del hombre vestido de camuflaje, con un pañuelo negro en la cabeza y con un rifle. Un perfil de Facebook que parece pertenecer a Bourque está lleno de comentarios críticos contra la Policía y contra los que respaldan el control de las armas.
Un vecino de la zona, Will Njoku, ha contado que al principio pensó que los tiros eran petardos, hasta que escuchó las sirenas. "Mi vecino llamó y dijo que había un hombre armado suelto, y que ellos se encontraban justo en la calle y estaban asustados", ha dicho a la cadena canadiense CBC.
"Salí de mi casa y empecé a dirigir el tráfico en dirección contraria... Sabía que la gente que iba en esa dirección estaría en peligro", ha añadido, Njoku, que se refugió en el sótano de su casa con su mujer y su hijo pequeño.
El portavoz de la Policía Montada, Damien Theriault, no ha sido capaz de contener las lágrimas cuando le han preguntado en la rueda de prensa por cómo estaban llevando el asesinato de los policías. "Somos profesionales", ha afirmado. Las autoridades locales han asegurado que no había habido asesinatos en Mocton en 2013 y este año no se había registrado ninguno hasta el miércoles.
"TIEMPO TRISTE"
El primer ministro canadiense, Stephen Harper, ha anunciado en un comunicado que las muertes de los oficiales serían honradas y recordadas. "Es un tiempo triste para la gente de Moncton, de New Brunswick y para toda Canadá", se podía leer en el documento.
Los tiroteos son relativamente raros en Canadá, donde existe una normativa sobre tenencia de armas mucho más estricta que en Estados Unidos. El último ataque contra la Policía canadiense tuvo lugar en Mayerthorpe, en la provincia de Alberta, en el oeste, en 2005, cuando un hombre armado mató a cuatro policías antes de dispararse a sí mismo. Fue la mayor pérdida de efectivos de la Policía Montada en un solo día desde hacía 100 años.