Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres detenidos más por su presunta implicación en el atentado de Londres

Detienen en Londres un sospechoso por su presunta implicación en el atentado del puente de Londrestelecinco.es
La Policía británica ha detenido este miércoles por la noche a otras tres personas por su presunta implicación en el atentado que tuvo lugar el sábado en el centro de Londres en el que murieron ocho personas, además de los tres terroristas.
En un comunicado, la Policía metropolitana ha explicado que a las 22.00 horas los agentes de la unidad antiterrorista han detenido a dos hombres en una calle de Ilford, mientras que el tercero ha sido detenido en la misma localidad, pero en una vivienda.
De los dos detenidos en la vía pública, uno de ellos, de 27 años, fue detenido bajo sospecha de un delito de preparación de actos terroristas. El segundo, de 33, fue arrestado bajo sospechoso de posesión de drogas con intención de suministrarla.
El tercero, de 29 años, ha sido detenido en una vivienda también como sospechoso de preparación de atentado terrorista.
El ataque comenzó en torno a las 22.00 horas del sábado (23.00, hora peninsular española). El vehículo de los asaltantes, identificado en principio como una furgoneta blanca, arrolló a varias personas en el puente de Londres. Sólo en ese suceso resultaron heridas al menos 30 personas, según confirmó el servicio de Ambulancias de Londres a través de su cuenta de Twitter.
A continuación, la furgoneta se dirigió al Mercado de Borough, un recinto con varios restaurantes y centros de ocio. Allí, los asaltantes decidieron bajarse del vehículo y apuñalaron a un número todavía indeterminado de personas --aunque la Policía de Londres ha confirmado que hay un agente herido, si bien su vida no corre peligro-- antes de morir a causa de los disparos efectuados por las fuerzas de seguridad.
En total, el ataque duró aproximadamente diez minutos. Los asaltantes, todos hombres, portaban lo que en un primer momento se creía que eran chalecos explosivos, aunque luego se confirmó que eran falsos, según declaraciones del ayudante al comisario de Policía de Londres, Mark Rowley.