Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Filipinas confirma la muerte del hombre que asaltó un complejo de ocio en Manila

El jefe de la Policía Nacional de Filipinas, Ronald 'Bato' de la Rosa, ha confirmado este viernes la muerte del hombre que ha asaltado un complejo de ocio de Manila que alberga casinos, tiendas y un hotel, quien según Estado Islámico se trataría de un 'lobo solitario' aunque el Gobierno ha descartado que esté vinculado con el grupo yihadista.
"Está muerto", ha señalado De la Rosa en una conversación telefónica retransmitida por la cadena de televisión ABS-CBN. En una segunda intervención, en esta ocasión en la cadena GMA, el jefe de la Policía ha detallado que el atacante murió tras resistirse a ser detenido en el quinto piso del edificio, matizando que "estaba armado".
Poco antes las autoridades indicaron que se trataba de un extranjero, que parecía ser un caucásico de cerca de metro ochenta de altura.
Una fuente vinculada a Estado Islámico que informa diariamente de los combates que se registran en la localidad de Marawi, situada en la isla de Mindanao, ha vinculado al grupo con el ataque perpetrado en Manila, según el grupo de Inteligencia SITE, un organismo especializado en hacer seguimiento de los grupos terroristas.
Rita Katz, directora de SITE, ha detallado que desde Marawi han considerado al atacante como un "'lobo solitario' de entre los soldados del 'califato'".
El atacante entró en la segunda planta del Resorts World, ubicado en la zona de Pasay, en la región metropolitana de Manila, con un fusil M-4 si bien no disparó contra ninguna persona. La Policía, que descarta el terrorismo como motivo del asalto, está estudiando la posibilidad de que se tratara de un robo.
La empresa gestora del inmueble, situado en la zona de Pasay, ha informado en Twitter de que colabora con la Policía filipina "para garantizar que todos los clientes y empleados están a salvo". "Pedimos vuestras oraciones en estos difíciles momentos", ha publicado Resorts World en redes sociales.
En Marawi, el Ejército intenta contener el avance del grupo Maute, que la semana pasada lanzó una ofensiva como respuesta a los intentos de las autoridades para detener a Isnilon Hapilon, líder del grupo islamista Abú Sayyaf y considerado líder de Estado Islámico en Filipinas.