Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía de Charlotte publica videos de la muerte de Scott y reconoce que "no son una prueba definitiva"

La Policía de Charlotte ha publicado este sábado videos en los que quedaron registrados la muerte de Keith Scott por los tiros de los agentes. La grabación, en la que se observa el encuentro entre la víctima y los agentes, que le rodean, no ha aclarado las dudas entorno a la muerte de Scott, que según la versión policial portaba un arma.
En un encuentro con periodistas, el jefe de Policía de Charlotte, Kerr Putney ha reafirmado la versión de que Scott estaba armado, pese a que ha reconocido que el video "es insuficiente" y no aporta una prueba sólida sobre ello.
"No hay una prueba visual definitiva de que portaba un arma en su mano y que apuntó a un agente", ha asegurado Putney, antes de añadir que todas las pruebas recopiladas por los investigadores, muestran que la víctima llevaba un arma y representaba una amenaza a la seguridad pública.
La publicación del video llega un día después de que la viuda de Scott desvelara una grabación realizada con su móvil, un factor que según Putney no ha determinado la publicación de los videos policiales. "Nuestra práctica y muestro protocolo es publicar cuanto antes los videos para informar a la sociedad", ha señalado.
El jefe de Policía ha reiterado que el encuentro entre Scott y la Policía se produjo cuando los agentes se dieron cuenta de que este estaba en posesión de marihuana, y posteriormente que llevaba un arma.
"(Scott) cometió un crimen, que es lo que origina el encuentro, y el arma exacerbó este encuentro con los agentes", ha declarado Putney. "La razón del encuentro policial es que se infringió la ley".
De la misma manera, ha informado de que la decisión de publicar el video se ha tomado una vez se ha tenido constancia de que no afectará negativamente a la investigación de la Oficina de Investigación del Estado de Carolina del Norte.