Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plan Internacional advierte de que sin planes realistas la igualdad de género no se cumplirá hasta 2080

La ONG de ayuda a la infancia Plan Internacional ha denunciado este viernes que las niñas continúan siendo el grupo de población más excluido y vulnerable y que, de no poner en marcha planes realistas, los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de igualdad de género no se verán cumplidos hasta 2080, coincidiendo con el Día de los Derechos Humanos.
"Debemos proteger los derechos de las niñas para conseguir la igualdad de género real. Si fallamos, no sólo abandonaremos a los millones de niñas de hoy, sino que traicionaremos a millones del mañana. Al ritmo actual, el matrimonio temprano forzado no podrá ser erradicado hasta 2080. Si queremos cumplir con este objetivo para 2030, hay que multiplicar el porcentaje de cambio por ocho", explica la directora general de Plan Internacional en España, Concha López.
En el día en que se conmemoran 76 años de la aprobación por la Asamblea General de Naciones Unidas de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Plan Internacional, organización independiente de cooperación y ayuda humanitaria comprometida con los derechos de la infancia y la igualdad de las niñas, alerta de la necesidad de poner en marcha planes de trabajo realistas y con recursos suficientes para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y conseguir la igualdad de género en 2030.
"El derecho a la educación es un derecho fundamental según la Declaración de Derechos Humanos. Todo individuo tiene derecho a una educación primaria gratuita y a un acceso progresivo y viable a una educación secundaria y superior", ha señalado la ONG en un comunicado. Sin embargo, para muchas niñas, la violencia ha sido identificada como uno de los principales obstáculos que les impide continuar con su educación.
A pesar de los intentos para acabar con la violencia contra mujeres y niñas, ésta sigue estando presente. De acuerdo con Plan Internacional, una de cada tres niñas en todo el mundo ha sufrido violencia física o sexual y 150 millones han sufrido una violación o alguna otra forma de violencia sexual, lo que significa que 1 de cada 10 niñas sufre este problema.
MATRIMONIO INFANTIL: VIOLACIÓN DE DERECHOS
El matrimonio temprano forzado suele ir ligado a mayores índices de violencia física y sexual en las niñas por parte de sus esposos, quienes en muchas ocasiones les doblan o triplican la edad, y también a un embarazo temprano, que a su vez desemboca en altas tasas de mortalidad materno-infantil, apunta la ONG.
"En países como Malaui, donde una de cada dos niñas es obligada a casarse antes de los 18 años, las tasas de mortalidad durante el embarazo y el parto son de las más altas del mundo: una de cada 36 mujeres y uno de cada cuatro niños fallece en el proceso", ha asegurado.
El factor económico tiene un papel importante en estos matrimonios: en muchos países, siguiendo la tradición, cuanto más joven sea la niña mayor será el dinero que reciba la familia de la novia, lo que provoca que las familias opten por enviarlas al matrimonio a edades cada vez más tempranas.
Actualmente Plan Internacional lleva a cabo campañas contra el matrimonio temprano forzado en 16 países de África y Asia, trabajando con las niñas, las comunidades, los líderes tradicionales, los gobiernos, las instituciones globales y el sector privado para erradicar esta práctica.