Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piñera pierde fuelle en la carrera para llegar a La Moneda en 2017

El ex presidente Sebastián Piñera, representante de la alianza derechista, sería derrotado por Alejandro Guillier, candidato independiente, en las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo año en Chile, según un sondeo publicado este miércoles por CERC-MORI.
Piñera es el presidenciable --aún no ha lanzado su candidatura-- con más opciones. Cuenta con el apoyo del 23 por ciento de los interrogados, aunque seguido de cerca por Guillier, con un 19 por ciento, y a gran distancia del izquierdista Ricardo Lagos, con un nueve por ciento.
Sin embargo, las preferencias se reparten de forma distinta en el cara a cara. Interrogados sobre la segunda vuelta electoral, a la que solo llegan los dos candidatos más votados si ninguno ha superado el 50 por ciento, Guillier se impondría a Piñera por cinco puntos.
En cambio, un balotaje que enfrentara a los aspirantes de derecha e izquierda favorecería a Piñera. Aquí el ex presidente se proclamaría vencedor con un 33 por ciento de los sufragios, mientras que Lagos obtendría el 23 por ciento.
"A Sebastián Piñera se le acabó el recreo", ha dicho Marta Lagos, directora de la empresa demoscópica. "Hoy tiene un competidor y tiene que salir a defender su lugar", ha subrayado, apuntando al rumbo ascendente de Guillier.
El senador ha recibido este sondeo como "una buena noticia". "Podemos ganar", ha confiado, y al mismo tiempo ha enfatizado que se trata solo de una encuesta, por lo que ha llamado a los suyos a trabajar unidos a favor de "un programa de cambio" que lleve a "una sociedad más justa, más transparente y más participativa".
La medición se realizó entre el 7 y el 15 de diciembre mediante 1.200 entrevistas en hogares seleccionados aleatoriamente, con un margen de error del tres por ciento.