Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bersani anuncia su dimisión como líder del Partido Democrático italiano

Bersano durante las votaciones para elegir al presidente de la RepúblicaEFE

El secretario general del Partido Democrático (PD) de Italia, Pier Luigi Bersani, ha anunciado este viernes ante miembros de su formación que abandonará el liderazgo de la formación en cuanto el Parlamento elija al sucesor de Giorgio Napolitano en la Presidencia de la República.

 
Bersani recibió de Napolitano el encargo de formar Gobierno tras las elecciones legislativas de febrero y, tras un primer fracaso en este cometido, ahora su liderazgo ha vuelto a quedar en evidencia durante las votaciones para elegir al nuevo jefe de Estado.
El PD presentó inicialmente la candidatura del expresidente del Senado Franco Marini, consensuada con el Pueblo de la Libertad (PDL) de Silvio Berlusconi, y tras el fracaso de esta opción en las dos primeras rondas recurrió al ex primer ministro y expresidente de la Comisión Europea Romano Prodi para la cuarta.
Pese a que conforme fueron pasando las votaciones el quorum necesario para que un candidato saliese elegido se ha ido reduciendo --hasta caer a la mayoría absoluta--, las divisiones han seguido siendo patentes. Prodi ha obtenido en la cuarta ronda 395 votos, a más de 100 papeletas de distancia de los 502 votos que marcan la mayoría necesaria.
"Quien me ha presentado que asuma su responsabilidad", ha asegurado Prodi, en unas duras declaraciones con las que ha confirmado que renuncia a figurar como candidato en la quinta votación y que han sido el inicio de una nueva tormenta política en el seno del PD.
Bersani se ha reunido con los parlamentarios de su grupo para preparar la estrategia de cara a este sábado y les ha anunciado que no seguirá al frente del PD una vez que el Parlamento haya designado al sucesor de Napolitano en la jefatura de Estado.
"Uno de cada cuatro nos ha traicionado. Es inaceptable", ha dicho Bersani, al que no le salen las cuentas. Aunque la votación es secreta, los resultados de las distintas rondas han puesto de manifiesto las divisiones del centro-izquierda y la fuga de votos.
Bersani ha "tendido la mano" al resto de grupos políticos para buscar una "solución definitiva" de cara a la quinta votación que tendrá lugar este sábado por la mañana, según declaraciones recogidas por el diario 'La Repubblica'.
El Pueblo de la Libertad ha anunciado que mañana sí presentará su propio candidato a jefe de Estado, tras haber apoyado al primera candidato propuesto por Bersani, Franco Marini, y después de que sus representantes no hayan participado en la votación de esta tarde, algo inédito en la historia de la política italiana.
Satisfacción de Grillo
La primera reacción a la dimisión de Bersani de fuera del PD ha llegado vía Internet y de mano del líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Beppe Grillo. El cómico no ha ocultado su satisfacción y ha escrito en Twitter: "Les estamos enviando a casa. Nos acercamos a la hora de la verdad".
La propuesta del M5S, Stefano Rodotá, ha logrado aumentar en la cuarta voación el número de apoyos recibidos hasta lograr 213, 51 más de los parlamentarios que conforman este movimiento.
El partido Izquierda, Ecología y Libertad (SEL), liderado por Nichi Vendola, se ha apresurado a desmentir que sus parlamentarios hubieran votado por el candidato del M5S. "Nuestros votos están todos porque todos han votado a Prodi. Basta con contar las papeletas para ver que el problema no es la SEL sino el PD", ha afirmado Franco Giordano, miembro de la SEL.
La ministra del Interior en funciones y candidata a presidenta de Elección Cívica (SC), Annamaria Cancellieri, ha logrado 78 votos en esta cuarta votación, en la que 15 papeletas han sido para el exministro Massimo D'Alema y tres para el expresidente del Senado Franco Marini.
El coordinador de Elección Cívica, Andrea Olivero, ha aclarado que el nombre de Cancellieri sigue sobre la mesa. "No sólo no lo retiramos, sino que lo ofrecemos para la reflexión de todas las fuerzas políticas", ha dicho, en un intento por sumar apoyos para la ministra.