Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe del Pentágono garantiza a Turquía que el apoyo a las milicias kurdas será "limitado"

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, ha garantizado este martes que a su homólogo turco, Fikri Isik, que el apoyo ofrecido a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) --de las que forman parte las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas-- será "limitado" y se circunscribirá a la liberación de la ciudad de Raqqa.
Ambos ministros han hablado por teléfono coincidiendo con el anuncio de que Estados Unidos armará a las FDS para reforzar a esta alianza de cara a la inminente ofensiva sobre la capital del autoproclamado califato de Estado Islámico. Mattis ha subrayado que la liberación de Raqqa asestará "un duro golpe" a la organización yihadista, ayudará a la población local y reducirá el riesgo de ataques.
"El equipo proporcionado a las FDS será limitado, para esta misión específicamente, y se irá calibrando conforme se vayan alcanzando los objetivos", ha explicado el Pentágono en un comunicado. En este sentido, ha dejado claro que Washington respalda la devolución de Raqqa a la comunidad árabe y no contempla "una presencia a largo plazo de las YPG", que no considería ni "aceptable" ni "coherente" con los deseos de la población.
La conversación entre Mattis y Isik pone de manifiesto el interés de Estados Unidos por aclarar una colaboración militar a la que Turquía se ha opuesto en reiteradas ocasiones. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha instado a Washington a dejar de colaborar con una organización la que cataloga de organización terrorista, equiparándola con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).
"Somos conscientes de las preocupaciones de seguridad de nuestro aliado en la coalición, Turquía. Queremos reiterar al pueblo y al Gobierno turcos que Estados Unidos está decidido a impedir riesgos adicionales y proteger a nuestro socio de la OTAN", había apuntado previamente la portavoz del Pentágono, Dana White, en otra nota.