Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento de Nueva Zelanda se disculpa ante las personas condenadas por homosexualidad en el país

Los parlamentarios de Nueva Zelanda han pedido este jueves disculpas de forma unánime por "el tremendo dolor y sufrimiento" causado a los cientos de homosexuales condenados en el país debido a su orientación sexual durante los años en los que estuvieron criminalizados.
"El Parlamento se disculpa ante los neozelandeses homosexuales que fueron condenados por sus actividades adultas consensuadas, y reconoce el tremendo daño y sufrimiento que esos hombres y sus familias atravesaron, así como los efectos que las condenas siguen causándoles", dice la resolución.
La moción fue presentada por la ministra de Justicia, Amy Adams, y proponía al Parlamento disculparse ante aquellos condenados entre 1965 y 1986, cuando se aprobó el Acta de Reforma de la Ley sobre Homosexualidad.
La propuesta ha sido planteada junto a la primera vista del Proyecto sobre Historial Criminal, que contempla la retirada de antecedentes a aquellos que fueron condenados en el país por su orientación sexual.
Las autoridades neozelandesas calculan que, de aprobarse, el proyecto de ley podría beneficiar a cerca de un millar de personas que fueron condenadas por su orientación sexual y que siguen con vida.
Durante la jornada, varios parlamentarios han defendido la necesidad de emitir la disculpa y retirar "la mancha y la etiqueta de criminalidad" que muchos de los condenados han sufrido desde entonces.
Numerosas personas condenadas por su orientación sexual han sufrido las consecuencias en el país, con mayores dificultades para encontrar trabajo a causa de las sentencias, según los medios locales.
Las disculpas oficiales del Parlamento de Nueva Zelanda son poco frecuentes, ya que las mismas suelen ser emitidas por la Casa Real.