Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento acusa al CNE de actuar "inconstitucionalmente" y de usurpar su "soberanía" al pueblo

La Asamblea Nacional de Venezuela ha aprobado este martes de forma unánime un acuerdo en el que manifiesta su rechazo a la "actuación inconstitucional" del Consejo Nacional Electoral (CNE) en el marco del proceso de convocatoria de la Asamblea Constituyente, al que ha acusado de usurpar "la soberanía popular".
Durante la sesión de la jornada, el Parlamento, controlado por la oposición desde diciembre de 2015, ha acusado a la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, y al resto de rectoras del órgano de ser "cómplices" de la usurpación de la soberanía del pueblo.
En el acuerdo alcanzado, el Parlamento ha reiterado que la Asamblea Constituyente no ha sido convocada por el pueblo mediante un referéndum como, consideran, está previsto en la ley.
No obstante, la principal rectora del CNE, Socorro Hernández, aseguró la semana pasada que la Constituyente, convocada por el presidente, Nicolás Maduro, no tiene por qué someterse a referéndum popular.
En el mismo sentido se manifestó un día después el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que emitió su sentencia número 378 en la que ratificaba que el poder de convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente "corresponde" al presidente y que no necesita ser aprobada en consulta popular.
Por otro lado, el documento aprobado en la Asamblea establece que se exigirá al CNE que "suspenda la organización de la elección de los miembros" de la Constituyente, al menos hasta que se presenten unas bases que sean "compatibles" con "la democracia".
En este sentido, el Parlamento ha reiterado que elegir una Constituyente "sin que el pueblo haya aprobado en referéndum su convocatoria y las bases comiciales correspondientes representaría una usurpación del poder constituyente del pueblo y una vulneración de los artículos 333 y 350 de la Constitución".
Maduro ha convocado una Asamblea Constituyente por considerar que es la única forma de devolver la paz a Venezuela. La MUD, por su parte, ha denunciado que de esta manera el 'chavismo' pretende consumar el "autogolpe" que comenzó con las polémicas sentencias del TSJ.
La Asamblea Constituyente estará formada por 545 ciudadanos que serán elegidos en las próximas semanas "a través del voto universal, directo y secreto" de entre las más de 50.000 solicitudes recibidas en el Consejo Nacional Electoral (CNE).