Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

París une al mundo contra el terror

Más de un millón y medio de personas han marchado hacia la plaza de la Nación de París en repulsa por los atentados yihadistas que se han cobrado la vida de 17 personas esta semana en Francia, entre ellas 12 empleados de la revista satírica 'Charlie Hebdo', y a favor de la libertad de expresión sin violencia. La manifestación, convocada bajo el lema Marcha Republicana, ha estado encabezada por los familiares de las víctimas y por supervivientes de los ataques. Detrás han marchado los jefes de Estado y de Gobierno, dirigentes de organizaciones internacionales y responsables políticos, sindicales y religiosos. Al menos 3,7 millones de manifestantes en toda Francia, según el ministerio del Interior.

La Marcha Republicana enarbolando una pancarta 'Je Suis Charlie', ha avanzado por las calles de la capital en una atmósfera de concordia, pero bajo la vigilancia de más de 2.200 agentes de Policía fuertemente armados.
A pesar de la presencia de seguridad, la multitud ha avanzado sin incidentes e irrumpiendo espontáneamente entre aplausos o al himno francés de 'La Marsellesa' mientras el presidente Hollande ha compartido momentos con los familiares de las víctimas de 'Charlie Hebdo' y del supermercado judío de Vincennes.
La marcha se ha detenido un momento en la plaza de Voltaire en honor del filósofo y escritor ilustrado y de los valores que propugnaba de libertad y justicia, antes de proseguir a la plaza de la Nación, donde pondrá punto y final.
Los transportes han sido gratuitos a lo largo del día. De esta manera, todos los habitantes de París y alrededores han podido unirse a la marcha. El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, ha asegurado que se han tomado "todas las medidas" para "garantizar la seguridad". Más de 2.200 policías han formado el despliegue de seguridad que ha protegido la marcha, que Cazeneuve ha calificado como "excepcional en muchos sentidos". Han sido los encargados de mantener los itinerarios, de asegurar que haya hueco para la llegada y la salida de las personalidades y de canalizar a los participantes.
Además, 150 policías vestidos de paisano han protegido a las distintas personalidades que han asistido a la marcha. Veinte equipos de la Brigada contra el Crimen (BAC por sus siglas en francés) se han encargado de la "detección de individuos en peligro". Ha habido al menos dos tiradores de élite colocados para supervisar el recorrido y 56 equipos de Policía que han patrullado en motocicleta para proteger los coches oficiales y a los asistentes.
PRESENCIA DE PERSONALIDADES
Varios líderes de Europa y del mundo han asistido a la marcha. El primer ministro británico, David Cameron; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, se han unido a Hollande. También el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha participado en la Marcha Republicana.
Se han unido varios representantes de la Unión Europea, como el presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker; el presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, y la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, la italiana Federica Mogherini.
Algunos líderes del mundo musulmán han sumado a la manifestación. El presidente palestino, Mahmud Abbas; el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu; el primer ministro tunecino, Mehdi Jomaa, representantes de la Liga Árabe y varios líderes musulmanes de Áfricahan viajado  a París para pedir el fin del terrorismo islámico. Así, también han estado los presidentes de Malí, Ibrahim Boubacar Keita; Níger, Mahamadou Issoufou, y de otros países africanos como Gabón, Ali Bongo Ondimba.
A nivel francés, además de Hollande, han estado en la marcha el primer ministro Manuel Valls, el expresidente Nicolas Sarkozy y los ex primeros ministros Edouard Balladur, Alain Juppé, Lionel Jospin, Jean-Pierre Raffarin, Dominique de Villepin, François Fillon y Jean-Marc Ayrault. En cambio Valéry Giscard d'Estaing ni Jacques Chirac han acudido por motivos de salud.
También la presencia de representantes de los principales partidos políticos franceses, excepto del Frente Nacional, cuya líder, Marine Le Pen, ha criticado el "electoralismo" y la "polémica indecente" de esta marcha.
EN OTRAS CIUDADES
Al menos 700.000 personas han participado en las marchas convocadas en otras ciudades secundando la gran Marcha Republicana de París, que ha congregado a 1,5 millones de personas. Las concentraciones más importantes han sido las de Lyon, Burdeos o Marsella, informa la prensa francesa.
En Lyon entre 150.000 y 200.000 personas, según una estimación preliminar, han participado en una manifestación que ha concluido en la plaza de Bellecour bajo la consigna "Yo soy Charlie, por la libertad de expresión". La pancarta principal ha sido portada por periodistas y policías.
En Burdeos han sido al menos 100.000 las personas que se han movilizado, según una estimación oficial aún provisional en lo que se ha convertido en una de las manifestaciones más multitudinarias solo por detrás de la celebración tras la liberación de la ocupación nazi.
Unas 70.000 personas han salido a la calle en Grenoble, según una estimación policial, bajo la pancarta "Nosotros somos Charlie, nosotros somos Ahmed, Bernard, Elsa, Cabu, Charb, Honoré, Michel,..." en referencia a algunas de las 17 víctimas mortales de los atentados.
En Marsella, una ciudad con un importante componente de inmigración musulmanes, unas 60.000 personas se han manifestado tras la marcha de ayer en la que otros 45.000 marselleses salieron a la calle.
También ha habido manifestaciones en Saint Etienne, Rennes, Toulon, Estrasburgo, Perpiñ-án, Clermont-Ferrand, Dijon, Mulhouse, Blois, Tarbes, Ajaccio, Colmar, Dammartin-en-Goele, Niza o Bastia.
MDSPGL20150111_0005