Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa asiste al Via Crucis en Roma

El Via Crucis seguirá el esquema tradicional de las 14 estaciones. El texto de las meditaciones fue preparado por dos jóvenes libaneses guiados por el patriarca Bechara Raï que reflexionan sobre la tradición de los padres y la liturgia oriental, la exhortación 'Ecclesia in Medio Oriente' de Benedicto XVI y sobre la situación actual de dificultad en Oriente Próximo.

El Papa Francisco no llevará la cruz en ninguna estación, sino que esperará directamente en la terraza del Palatina, como los últimos años lo han realizado sus predecesores y al finalizar pronunciará algunas palabras, según ha indicado el portavoz vaticano, el padre Federico Lombardi.
Por su parte, el vicario del Papa para la diócesis de Roma, el cardenal Agostino Vallini, llevará la cruz en la primera y última estación; la segunda y tercera serán llevadas por una familia italiana y una familia india; la cuarta y la quinta por representantes de la unión nacional italiana de transporte de enfermos a Lourdes y Santuarios Internacionales (UNITALSI), entre ellos una persona discapacitada.
Además, la Cruz será llevada en la sexta y séptima estación por dos seminaristas chinos; en la octava y novena estación, por dos padres franciscanos custodios en Tierra Santa (uno de Italia y uno de Siria), la décima y undécima estación, por dos religiosos de Nigeria y dos religiosos de Líbano; y, por último, la duodécima y decimotercera estación por dos jóvenes brasileños.
En esta línea, la introducción de las meditaciones recuerda la narración evangélica en la que un joven le pregunta a Jesús qué puede hacer para tener la vida eterna. Por ello, los autores indican que "la llamada a seguir a Jesús se dirige a todos, en particular a los jóvenes y a todos los que están probados por las divisiones, guerras o la injusticia y que luchan por ser, en medio a sus hermanos, signos de esperanza y operadores de Paz".