Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El primer ministro de Pakistán subraya que su Gobierno vengará "cada gota de sangre"

Lahorecuatro.com

El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, ha advertido de que su Gobierno "combatirá la amenaza del terrorismo hasta que sea arrancada de raíz" y ha asegurado que "vengará cada gota de sangre" vertida el domingo en un parque infantil de Lahore, donde un terrorista suicida mató a más de 70 personas.

Un día después de este atentado, Sharif ha pronunciado un discurso a la nación en el que ha enmarcado el ataque dentro de una amenaza "global". "Vengaremos cada gota de sangre de nuestros compatriotas", ha subrayado.
Sharif ha defendido la ofensiva de seguridad lanzada por su Gobierno, en particular en las zonas del noroeste fronterizas con Afganistán, y ha insistido en que el "fracaso" es el único "destino" posible para los terroristas.
"Por primera vez en la historia de este país, hemos demostrado voluntad política para eliminar el terrorismo desde que llegamos al poder hace tres años", ha afirmado, en una crítica a las administraciones precedentes.
En este sentido, ha advertido a los milicianos que no confundan la "contención" con "debilidad" y ha insistido en que los responsables de atentados como el de Lahore rendirán cuentas ante la Justicia, según informan medios paquistaníes.
Las autoridades ya han detenido al menos a 15 personas desde el ataque, entre ellos varios familiares del presunto suicida, identificado como Yousuf Farif. El grupo talibán Jaamat ul Ahrar, que ha reivindicado el atentado, ha asegurado que no pretendía matar a mujeres y a niños sino a "hombres de la comunidad cristiana".