Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pakistán pide a Afganistán que "mire hacia dentro" tras los atentados de la semana pasada en Kabul

El Ejército de Pakistán ha rechazado este martes las acusaciones de Afganistán sobre el presunto papel de Islamabad en los atentados perpetrados la semana pasada en Kabul, que dejaron al menos 170 muertos, pidiendo a las autoridades del país vecino que "miren hacia dentro".
En un comunicado publicado tras una reunión de la cúpula militar, el Ejército ha dicho que "en lugar de culpar a Pakistán, Afganistán debe mirar hacia dentro e identificar los problemas reales", según ha informado el diario local 'Dawn'.
Asimismo, las Fuerzas Armadas paquistaníes han expresado su solidaridad con la población y las fuerzas de seguridad del país vecino tras los atentados.
La semana pasada, un suicida hizo explotar un camión bomba en la zona diplomática de Kabul, matando al menos a 150 personas. Días después, tres suicidas se inmolaron durante un funeral en la capital, matando a otras 20 personas.
Entre los asistentes al funeral se encontraba el jefe del Ejecutivo afgano (equivalente a primer ministro del país), Abdulá Abdulá, que resultó ileso. También han conseguido escapar sin heridas el ministro de Exteriores en funciones, Salahuddin Rabbani.
Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de los atentados, si bien los talibán se han desvinculado públicamente de ambos.
Los servicios de Inteligencia de Afganistán acusaron a Pakistán y a la red Haqqani de estar detrás del atentado suicida con camión bomba, afirmando que "apuntan a que fue un ataque planificado por la Red Haqqani con la guía y colaboración de los servicios de Inteligencia de Pakistán".
En respuesta, el Ministerio de Exteriores de Pakistán tildó de "infundadas" las acusaciones de la Dirección Nacional de Seguridad afgana, asegurando que "Pakistán siempre ha hecho esfuerzos sinceros para lograr la paz en Afganistán".