Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PMA alerta del aumento de casos de desnutrición entre los niños que huyen de Mosul

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha expresado este martes su preocupación por las condiciones humanitarias a las que se enfrentan las 180.000 personas que se estima que siguen atrapadas dentro de Mosul bajo el yugo de Estado Islámico, toda vez que se está detectando un aumento de los casos de niños desnutridos que abandonan la ciudad.
En un comunicado, la agencia de la ONU ha indicado que está "identificando signos preocupantes de un incremento de la tasa de malnutrición entre los niños recién desplazados del oeste de Mosul". Así, ha indicado que el 9 por ciento de los menores llegados al campo Salamiya 1, que acaba de abrir, están desnutridos, más del doble de la tasa entre los menores desplazados de la ciudad en enero de este año.
"La situación en el oeste de Mosul se ha deteriorado sustancialmente y las familias están llegando a los campos y puntos de concentración aterrorizados, cansados y hambrientos del viaje bajo el calor abrasador del verano", ha resaltado la representante del PMA en el país, Sally Haydock. "El PMA ha preposicionado paquetes de comida preparada a lo largo de todas las rutas de escape", ha precisado en un comunicado.
Además, para abordar las necesidades nutricionales de los niños recién desplazados y evitar que aumente la desnutrición, la agencia también ha comenzado a repartir suministro para dos meses de un suplemento a base de cacahuete para los menores de entre seis meses y 5 años.
Las familias que acaban de escapar de Mosul han contado al personal del PMA que en los barrios que sigue controlando Estado Islámico hay muy poca comida en los mercados y que la gente sobrevive con una comida al día.
"En casos extremos, hay gente que no tiene acceso a comida. Pedimos a todas las partes en el conflicto que faciliten un acceso humanitario inmediato y sin restricciones a todos los iraquíes necesitados de asistencia", ha reclamado Haydock.