Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pistorius, en el momento más triste y más crucial de su vida

¿Es o no este hombre la viva imagen de la superación, del coraje, del triunfo de la voluntad? Óscar Pistorius deportista ejemplar, asombro del mundo entero, héroe global... Pues este hombre es el mismo que este otro: derrotado, cabizbajo, escudriñado por los medios, acorralado por la justicia...en medio, un crimen pasional o un error fatal...aún no lo sabemos. Pistorius batió las marcas mundiales de 100, 200 y 400 metros lisos para atletas que han sufrido una doble amputación. Le cortaron las piernas a los once meses de edad porque le faltaba el peroné. Corría con sus piernas de titanio y con ellas hizo historia. Se convirtió, en Londres 2012, en el primer atleta con dos amputaciones en competir en unos juegos olímpicos. Por si fuera poco se emparejó con la modelo Reeva Steenkamp. Formaban una pareja diez pero el 14 de febrero del año pasado la vida de Pistorius dio un vuelco...y el giro es definitivo. En el mejor de los casos será responsable de un homicidio imprudente. Si es así, su destino dependerá de la buena voluntad de una juez negra que tiene en sus manos el destino de un hombre blanco, rico y famoso. Un campeón de 27 años caído en desgracia que vive el momento más triste y más crucial de su vida...