Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exmujer del asesino de Orlando: "Era mentalmente inestable" y "me pegaba"

Omarcuatro.com

La exmujer de Omar Mateen, identificado como el asesino del club Pulse de Orlando donde han muerto 50 personas, ha explicado que era un hombre violento y mentalmente inestable. Además, ha indicado que la pegó repetidamente mientras estuvieron casados.

Según The Washington Post, la mujer, que quiere mantener el anonimato, conoció a Omar online hace ocho años y decidió mudarse a Florida y casarse con él. Al principio el matrimonio era normal, pero empezaron los abusos.
“No era una persona estable”, señala la exmujer. “Me pegaba. Llegaba a casa y empezaba a pegarme porque la colada no estaba acabada o cosas así”.
Aunque el FBI no ha identificado a Mateen públicamente, agentes de la autoridad han indicado que se encontró su identificación en el cuerpo del asesino, que portaba una pistola y un rifle de asalto.
Las autoridades creen que usó estas armas para matar a 50 personas y herir a docenas más en el ataque en el club Pulse. Mateen murió en el tiroteo con la policía tres horas después cuando los SWAT entraran en la sección del club en el que Mateen se había atrincherado con rehenes.
La exmujer explica que la familia de Mateen procedía de Afganistán pero que él había nacido en Nueva York. La familia se mudó después a Florida. En una serie de fotos de Myspace que circulan por las redes, Mateen aparece en selfies con camisetas del Departamento de Policía de Nueva York. Su exmujer le ha identificado como su exmarido, apunta The Washington Post.
La mujer indica que se casó con él en marzo de 2009 y se mudaron a Florida a un piso de dos habitaciones en Fort Pierce que tenía la familia de Mateen. “Parecía un ser humano normal”, señala. Añade que no era muy religioso y que iba a menudo al gimnasio. En los pocos meses que estuvieron casados, no dio señales de haber caído bajo el influjo del islamismo radical, indica. Tenía una pistola de pequeño calibre y trabajó como guarda de seguridad en unas instalaciones cercanas para delincuentes juveniles.“Era una persona muy reservada”, añade.
Los padres de la mujer intervinieron cuando se enteraron de las agresiones. Volaron a Fort Pierce y se la llevaron de la casa, dejando incluso sus pertenencias atrás. La mujer señala que nunca más ha tenido contacto con Mateen a pesar de los intentos de él por encontrarla. “Literalmente, salvaron mi vida”, subraya sobre la intervención de sus padres. Se divorciaron en 2011. Después de enterarse de lo ocurrido en Orlando, dice que “aún estoy procesando lo ocurrido. Definitivamente, soy afortunada”.