Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La nave Orion ameriza en el océano Pacífico

La aeronave Orion ha descendido a la tierra, cayendo sobre el océano Pacífico. Después de entrar en la atmósfera a 32.000 kilómetros por hora ha desplegado 3 paracaídas que juntos equivaldrían al tamaño de un campo de fútbol. Orion es la nave que se utilizaría para los próximos viajes tripulados a Marte que llevará a cabo la NASA.

El director de la misión, Mike Sarafin, ha afirmado desde su cabina de control que "hoy es un gran día para América". William Gerstenmaier encargado de las misiones y operaciones y de exploración humana de la NASA ha mostrado su admiración por el trabajo del equipo de Orion y el de la lanzadera que han estado realizando durante este tiempo. "El test de vuelo de hoy de Orion ha sido un paso enorme para la NASA y un paso importante en nuestro trabajo para llegar al espacio profundo en nuestro viaje a Marte", ha asegurado el administrador de la NASA Charles Bolden.

Construida para la NASA por Lockheed Martin, la nave está diseñada para llevar a seres humanos en el espacio, más profundo que nunca. La prueba que se ha realizado ayudará a los ingenieros a aprender más acerca de cómo operan los sistemas clave de Orion en el complejo entorno espacial. Orion ha orbitado la tierra dos veces a una altitud de 3.600 kilómetros por hora durante cuatro horas y media, que ha sido el tiempo que ha durado la misión.

Se instalaron más de 1.000 sensores conectados a los sistemas de la nave para supervisar todo durante el vuelo, incluída la cabina totalmente acondicionada en la que viajaran los astronautas en el futuro. En concreto, Orion podrá albergar a cuatro astronautas en sus misiones, aunque si el destino es la Estación Espacial podrán viajar en ella hasta seis tripulantes.

Los equipos de rescate ya han recogido la nave del océano, desplegando un equipo de rescate en el que han participado la Armada de Estados Unidos y Lockheed Martin. La NASA utilizará la información recopilada durante la prueba de vuelo para hacer mejoras antes de que los astronautas pongan un pie a bordo. "Hemos trabajado todo lo que hemos podido en Orion para que nos de datos reales de lo que podemos mejorar en el diseño de Orion a partir de ahora", ha asegurado el gerente del Programa Orion, Mark Geyer.