Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Continúan las investigaciones sobre el autor de la masacre de Orlando

Hasta dos veces el FBI interrogó a Omar Mateen y en las dos ocasiones le dejó libre por no encontrar vinculación alguna con el Estado Islámico. Pese a estar investigado, Omar de 29 años y origen afgano, pudo comprar armas sin ningún problema.

Antes de empezar el tiroteo y ya dentro de la sala, Omar Sadique Mateen llamó al 911 para informar de sus intenciones y dijo que era miembro del Estado Islámico. Unas horas después, la agencia de noticias oficial de la organización terrorista publicó un comunicado en el que anunciaba que el ataque fue llevado a cabo por uno de sus combatientes. A pesar del anuncio, este no es un hecho concluyente para el FBI, que ha pasado horas registrando la casa de Omar e investiga si su vínculo con el Dáesh es real o si se trata solo de una afinidad.