Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ofrecen una recompensa de 366.000 euros por el propietario del 'Sewol'

Rescate de los cuerpos del SewolReuters

La Fiscalía de Corea del Sur ha ofrecido una recompensa de 500.000 dólares (unos 366.000 euros) a cualquier persona que facilite información que lleve al arresto del propietario de la compañía que operaba el 'Sewol', que se hundió el 16 de abril dejando más de 300 muertos y desaparecidos, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

La semana pasada, la fiscalía llevó a cabo una redada en una iglesia de la ciudad de Anseong, ubicada al sur de Seúl, para intentar localizar a Yoo Byung Eun --que es además uno de los miembros fundadores del grupo religioso--, si bien la operación finalizó sin que se pudiera dar con él.
La fiscalía cree que Yoo, que presuntamente controlaba la empresa a través de dos de sus hijos y varios subsidiarios, pasó por alto los estándares de seguridad para incrementar sus ganancias.
Yoo hace frente a múltiples cargos, entre ellos por corrupción, malversación de fondos de la compañía, evasión fiscal, entrega de sobornos y negligencia. Los investigadores han determinado que su familia ha creado tres compañías pantalla para transferir ilegalmente dinero al extranjero.
El ferry, que hacía la ruta desde la ciudad portuaria de Incheon hasta la isla turística de Jeju, se hundió frente a la isla de Jindo (suroeste). En el momento del hundimiento transportaba un total de 3.608 toneladas de carga, lo que supone una cifra tres veces superior a la capacidad del barco. La Fiscalía sostiene que la carga se desniveló y provocó que el barco comenzara a zozobrar.
La Fiscalía ya ha presentado cargos por asesinato contra el capitán del 'Sewol' y otros tres miembros de la tripulación por abandonar el barco sin intentar evacuar a los pasajeros.