Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Observatorio Cubano de DDHH pide "coherencia política" a la Eurocámara en su examen del acuerdo bilateral

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) ha enviado este martes una carta al Parlamento Europeo para pedirle "coherencia política" en su examen del acuerdo entre La Habana y Bruselas, de modo que no contribuya "al sostenimiento de un régimen que continúa sin dar muestras de su voluntad de cambio".
El OCDH se ha dirigido a la Eurocámara porque "en breve tendrá la oportunidad de discutir si modifica o no el marco de relaciones entre la UE y Cuba al establecerse el debate sobre la aprobación del acuerdo bilateral", que depende del visto bueno de la sede legislativa.
"Dado que no hemos tenido acceso a los extremos plasmados en el documento producto de la negociación, enviamos una relación de aspectos, de fondo y de procedimiento, que consideramos deben estar presentes en un acuerdo que redunde en beneficio directo de los ciudadanos cubanos", ha explicado.
La primera exigencia del OCDH es que el acuerdo contemple "como uno de sus elementos esenciales el respeto a los principios democráticos y a los Derechos Humanos", lo cual supone "proscribir cualquier sanción (...) que castigue a cualquier ciudadano por su participación cívica".
En concreto, ha considerado que "deberá exigir la inmediata libertad de todos los presos políticos y el cese de la violencia policial", así como "el cese de la discrecionalidad del Gobierno en los permisos de entrada y salida del país de los propios cubanos".
También ha pedido "un mecanismo permanente al que los ciudadanos o las agrupaciones puedan acudir directamente, sin necesidad de agotar la parcializada instancia nacional, para presentar sus denuncias sobre violaciones de Derechos Humanos y a los principios democráticos".
El OCDH ha reclamado igualmente "un cronograma concreto para la ratificación de los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y Económicos, Sociales y Culturales" y medidas que obliguen a Cuba a "cumplir con la normativa de la Organización Internacional del Trabajo" para "proscribir toda forma de explotación laboral.
En un paso más, la organización opositora ha pedido al Parlamento Europeo que el texto establezca "mecanismos de diálogo político que incluyan a la sociedad civil cubana, democrática e independiente", eufemismo utilizado para referirse a la disidencia interna.
"El acuerdo deberá promover que las empresas europeas que operan en Cuba apliquen los mismos estándares laborales y éticos exigidos en sus países de origen, especialmente a aquella que reciben créditos o cualquier ayuda financiera de origen público", ha añadido.
En "el plano procedimental", ha pedido "una disposición transitoria que establezca una entrada en vigor escalonada de los distintos ámbitos de cooperación que difiera la colaboración económica y financiera hasta que se demuestren avances en materia de Derechos Humanos y libertades económicas".
"El acuerdo deberá incluir una cláusula democrática que establezca las circunstancias y procedimientos que la suspensión y/o denuncia del acuerdo en caso de violaciones graves o sistemáticas de los Derechos Humanos", ha ahondado.
El OCDH se ha mostrado "convenido" de que la Eurocámara "no tendrá reparos en incluir estas premisas en el pliego del acuerdo, dado que son de esencia puramente democrática" y "las condiciones que hoy existen en Cuba serían inaceptables en cualquier país de la UE".
"El Parlamento Europeo decide si toma partido por el derecho de los cubanos, en un ejercicio de coherencia política, o si contribuye al sostenimiento de un régimen que continúa sin dar muestras de su voluntad de cambio", ha planteado.