Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama: "Los agentes de Policía merecen nuestro respeto y gratitud cada día"

Obama condena la muerte de los dos policías y subraya su "gratitud" hacia las fuerzas de seguridadcuatro.com

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha condenado el "asesinato" a disparos de dos policías cuando patrullaban en su coche en el neoyorquino barrio de Brooklyn, ante lo que ha subrayado su "respeto" a las fuerzas de seguridad, mientras continúan las investigaciones sobre el autor de los hechos.

"Los agentes de Policía merecen nuestro respeto y gratitud cada día", ha subrayado Obama en el comunicado en el que ha condenado la muerte de los dos policías que han sido tiroteados por un joven negro, que posteriormente se ha suicidado.
El autor, que ha sido identificado como Ismaayl Brinsley, de 28 años de edad, había disparado horas antes a su exnovia en Maryland y lanzado amenazas a las fuerzas de seguridad a través de las redes sociales, asegurando que se vengaría de la muerte de Eric Garner.
La Policía de Maryland ha asegurado que avisó a los efectivos de Nueva York sobre la búsqueda y captura de Brinsley, además de advertir de que iba armado y de que podría encontrarse en Brooklyn. Sin embargo, el mensaje fue recibido minutos después de que los dos agentes fuesen tiroteados, ha informado NBC News.
LA ADVERTENCIA LLEGÓ TARDE
"La tragedia aquí es que justo cuando estaba llegando la advertencia estaba teniendo lugar el asesinato", ha lamentado el comisario de la Policía de Nueva York, William Bratton, que ha explicado que la mujer a la que Brinsley había disparado horas antes era su exnovia.
Las investigaciones apuntan a que el motivo de Brisnley era su "odio" hacia las fuerzas de seguridad, que había manifestado a través de las redes sociales, incluso horas antes de cometer el asesinato, cuando amenazó con matar a dos policías en venganza por la muerte de Garner.
AMENAZAS EN INSTAGRAM
En concreto, el autor del tiroteo había manifestado a través de la red social Instagram sus intenciones pocas horas antes del suceso. "Hoy voy a poner alas a los cerdos. Ellos se llevaron a uno de los nuestros... Vamos a llevarnos a dos de los suyos", afirmó Brinsley, que también advirtió de que tal vez ese fuese su último mensaje.
Tras conocerse el contenido de los mensajes de Brinsley, la portavoz de la red social, Alison Schumer, ha informado de la eliminación de sus publicaciones y ha lamentado el suceso. "No hay lugar para este contenido en nuestra comunidad", ha afirmado.