Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama recalca que EEUU "nunca" reconocerá la legalidad del referéndum

Barack Obama advierte a Rusia sobre las consecuencias de su política en CrimeaEFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado que su Gobierno "nunca" reconocerá la legalidad del referéndum celebrado en la región ucraniana de Crimea, que se ha saldado con un aplastante apoyo a la adhesión a la Federación Rusa. La comunidad internacional ha rechazado la legalidad de la consulta y han anunciado sanciones para Rusia.

En una llamada telefónica con su homólogo ruso, Vladimir Putin, el mandatario estadounidense ha recalcado que dicho referéndum "viola la Constitución ucraniana" y que "ha ocurrido bajo la coacción de una intervención militar rusa".
Así, ha indicado que "las acciones rusas violan la soberanía y la integridad territorial de Ucrania" y ha asegurado que Estados Unidos "está preparado para imponer junto a los socios europeos costes adicionales a Rusia por sus acciones".
Obama ha manifestado aún así que "sigue existiendo un claro camino para resolver la crisis diplomáticamente, de forma que se satisfagan los intereses de Rusia y del pueblo ucraniano".
En este sentido, ha dicho que "el Gobierno ucraniano sigue dando pasos concretos que permiten rebajar las tensiones y prepara las elecciones de primavera, al tiempo que continúa su reforma constitucional". Por ello, ha pedido a Rusia que apoye "el despliegue inmediato de observadores internacionales para evitar actos de violencia por ninguna de las partes".
El presidente estadounidense ha agregado que, sin embargo, "no se puede lograr una resolución diplomática mientras las fuerzas militares rusas continúan sus incursiones en el territorio ucraniano" y ha valorado que "las maniobras militares a gran escala de Rusia en las fronteras sólo aumentan las tensiones".
Por último, ha recalcado que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, "sigue estando dispuesto a trabajar con el ministro de Exteriores (ruso), Sergei Lavrov, y con el Gobierno ucraniano para alcanzar una solución diplomática a la crisis".
Durante la conversación, Putin ha defendido la legalidad desde el punto de vista de la legislación internacional del referéndum de autodeterminación y ha reiterado sus denuncias de violencia contra los rusófonos de Ucrania.
El mandatario ruso ha defendido el envío de observadores europeos a todas las regiones de Ucrania para supervisar la violencia, que las autoridades ucranianas atribuyen a grupos prorrusos.
El Parlamento ruso ya ha autorizado una intervención militar rusa en Ucrania para proteger a los civiles rusos y rusófonos que viven en el este y el sur de Ucrania, aunque por el momento la presencia militar rusa se limita a la región de Crimea, base histórica de la Flota del Mar Negro rusa.