Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama percibe a EEUU "más fuerte" una "difícil década" después de los atentados del 11-S

"Vamos a terminar con la guerra de Irak y a traer a nuestras tropas de Afganistán", dijo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cree que Estados Unidos es un país "más fuerte" diez años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, un período "difícil" que debe dar paso a una era de reconstrucción nacional.
"Vamos a terminar con la guerra de Irak y a traer a nuestras tropas de Afganistán. Porque tras una década muy dura de guerras, es hora de construir nuestra nación aquí, en nuestro hogar", declaró en su discurso semanal.

"Tenemos que mirar hacia adelante, al futuro que hemos construido juntos. Y eso incluye permanecer fuertes ante cualquier amenaza. Y gracias a los esfuerzos incansables de nuestro personal militar y nuestros profesionales en los ámbitos de Inteligencia y Seguridad Nacional, América es más fuerte y Al Qaeda se encuentra en el camino hacia la derrota".

El presidente aseguró que Estados Unidos está ahora luchando contra la red terrorista internacional "como nunca lo ha hecho". Obama recordó que en los últimos dos años y medio "han muerto más altos miembros de Al Qaeda que en ningún otro período desde el 11-S", una ofensiva que culminó cuando "finalmente se hizo justicia con Bin Laden", en referencia con la operación que acabó con la vida del líder de la organización el pasado 2 de mayo en Pakistán.

Obama advirtió de que, con todo, "el enemigo intentará atacar de nuevo", pero aseguró que el país "se mantiene vigilante" y prueba de ello es el despliegue de seguridad que se está desarrollando en todo el país después de que ayer la secretaria de Estado, Hillary Clinton, identificara una "amenaza creíble y específica" de la propia red Al Qaeda en suelo estadounidense durante la conmemoración de los atentados.

El presidente estadounidense tachó de fracaso todos los intentos realizados por Al Qaeda para romper la unidad del país y minar su posición en el mundo. "Somos más fuertes y más seguros cuando nos atenemos a los valores, libertades y diversidad que nos distinguen del resto de países", declaró. "Una década después, hemos demostrado que no nos escondemos tras los muros de la desconfianza. Hemos forjado nuevas relaciones para responder a desafíos globales a los que ningún país se puede enfrentar en solitario", añadió.

"Y como se ha visto en Oriente Próximo y el Norte de África", declaró en referencia a las recientes revueltas populares en Egipto, Túnez y los enfrentamientos en Libia, "ha aparecido una nueva generación de ciudadanos que demuestran que el futuro pertenece a los que quieren construir, no destruir".