Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN pide no bajar la guardia frente a un Estado Islámico "a la defensiva" tras perder terreno

"La ciberseguridad está en lo alto de nuestra agenda", asegura Stoltenberg
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha instado este jueves a no bajar la guardia frente al Estado Islámico, que "está a la defensiva", tras perder terreno en Irak y Siria, tras recordar que "es el responsable de ataques terroristas en todo el mundo".
"Tenemos que seguir vigilantes, conscientes de que la amenaza (terrorista) está presente y está en todo el mundo", incluido en Europa, ha alertado el secretario general aliado en rueda de prensa con el primer ministro neozelandés, Bill English.
Stoltenberg ha reclamado mantener la vigilancia frente al Estado Islámico porque "está perdiendo terreno en Irak y Siria" y "está a la defensiva" y mantener el combate y el apoyo a la coalición internacional que lidera Estado Unidos contra el grupo terrorista, como hacen la OTAN y Nueva Zelanda.
También ha defendido la necesidad "seguir trabajando para atajar las causas en la raíz, para estabilizar los países" donde emana el terrorismo y ayudarles "a estabilizar por ellos mismos sus países y a combatir ellos el terrorismo", como hace la OTAN a través de la formación de las fuerzas de Irak, a las que ya empezado a entrenar este mes en suelo iraquí, así como su misión de entrenamiento, asesoramiento y asistencia en Afganistán, donde "el Estado Islámico ha intentado ganar algo de terreno", ha concedido.
Preguntado si los aliados se verán obligados a aumentar sus contingentes a raíz del deterioro de la seguridad en Afganistán, como ha vuelto a demostrar los atentados en Kabul y Kandahar de esta semana, Stoltenberg ha admitido que Afganistán, cuyas fuerzas de seguridad asumieron la responsabilidad de la seguridad en 2015, se enfrenta a "muchos desafíos difíciles y diferentes" y "no es una situación fácil".
"Yo creo que nos tenemos que quedar durante un periodo largo. ¿Exactamente cómo? Es algo que habrá que evaluarlos y desarrollarlo en función de la evolución. Pero estamos listos para seguir comprometidos con Afganistán", ha dicho.
El comandante de las fuerzas de la OTAN y de Estados Unidos en Afganistán, general estadounidense John Nicholson, anunció este lunes el despliegue de unos 200 soldados, principalmente italianos, en la provincia afgana de Fará (oeste), mientras que Estados Unidos anunció el envío de otros 300 militares a la provincia de Helmand para ayudar a las afganas la semana anterior.
LA ADMINISTRACIÓN TRUMP Y CIBERATAQUES
Respecto a la Administración estadounidense entrante, Stoltenberg se ha vuelto a mostrar "absolutamente convencido" de que el nuevo presidente, Donald Trump, "seguirá comprometido con la OTAN, con las garantías de seguridad", tal y como él mismo le trasmitió en una conversación telefónica a los pocos días de su victoria electoral.
"Mientras cualquier adversario sepa que un ataque contra un aliado activará la respuesta de toda la Alianza, mantendremos la paz y la estabilidad y la seguridad de todos los aliados", ha dicho, defendido el refuerzo militar al este de la OTAN en respuesta a la agresión rusa en Ucrania aunque no ven "una amenaza inminente contra ningún aliado de la OTAN" de Rusia.
Stoltenberg sí ha admitido la preocupación de los aliados por los ciberataques, algunos de los cuáles apuntan directamente a Rusia, según la inteligencia estadounidense. "Estamos preocupados por la ciberseguridad", ha admitido, recordando que "muchos" aliados de la OTAN han denunciado ciberataques.
Además, ha vuelto a dejar claro que "cualquier intento de intervenir o incluir en las elecciones nacionales desde fuera es inaceptable". "Esto es uno de los motivos por los que la OTAN ha estado muy centrada en cómo podemos reforzar nuestras ciberdefensas", ha remachado. "La ciberseguridad está en lo alto de nuestra agenda", ha concluido.