Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OTAN y la UE darán luz verde el martes a una cooperación reforzada en varios ámbitos

La OTAN y la Unión Europea darán luz verde este martes a un paquete de unas 40 medidas concretas para reforzar su cooperación en las siete aéreas pactadas en la cumbre de la Alianza Atlántica en Varsovia de julio, incluido para contrarrestar las amenazas híbridas, los ciberataques y la seguridad marítima y el desarrollo de las capacidades militares, así como para ayudar a consolidar las capacidades de países frágiles.
Los ministros de Exteriores de la OTAN se reunirán con la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, para aprobar las medidas, mientras que también está previsto que los países de la UE aprueben el paquete este martes en Consejo.
Las siete áreas en las que ambas partes acordaron reforzar su cooperación son la ciberseguridad, las amenazas híbridas, la seguridad marítima, el desarrollo de capacidades, la cooperación industrial en defensa, la coordinación de ejercicios paralelos y el apoyo a la consolidación de las capacidades de países terceros frágiles.
"Una cooperación más fuerte entre la OTAN y la UE es una manera clave para reforzar nuestra respuesta a un entorno de seguridad más desafiante", ha defendido en rueda de prensa este lunes el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, que ha asegurado que el paquete de medidas permitirá dar "un paso adelante significativo" para reforzar la cooperación "de forma pragmática" entre ambas organizaciones.
COOPERACIÓN DELICADA
La cooperación entre la UE y la OTAN siempre ha sido delicada, especialmente por los recelos de Turquía por el conflicto turcochipriota y se ha regido hasta ahora por los acuerdos conocidos como Berlín Plus del año 2002, que permitían a la UE utilizar las capacidades de la OTAN para sus operaciones aunque el intercambio de información siempre ha sido delicado entre ambos.
Stoltenberg ha defendido sin embargo que "en los últimos años" la UE y la OTAN han creado "una nueva dinámica" y han alcanzado "un nuevo entendimiento sobre la importancia" de cooperar.
En materia de cooperación contra las amenazas híbridas, que combinan medios de presión convencionales y no convencionales, ambas partes buscan una mayor coordinación para poder responder "en paralelo" y "de forma más concertada" a amenazas híbridas, ha avanzado el embajador estadounidense ante la OTAN, Douglas Lute.
Ambas partes también se comprometerán a cooperar en el marco del Centro Europeo contra las Amenazas Híbridas que albergará Finlandia e intercambiar información sobre ciberamenazas, a reforzar sus capacidades para resistir a ataque híbridos, alineando los procesos de planificación de defensa y desarrollo de capacidades y a mejorar el intercambio de análisis.
También acordarán "trabajar más de cerca juntos en ciberdefensa", ha explicado Lute. "Hay cosas que podemos hacer con entrenamiento, ejercicios, y estándares para la ciberdefensa nacionales", ha añadido Lute, que también ha defendido que los equipos de asistencia de ambas organizaciones para ayudar a un país en caso de ciberataque puedan coordinarse.
Estados Unidos ha acusado a Rusia de estar detrás de ciberataques contra el Comité Nacional Demócrata para interferir en la campaña electoral estadounidense, aunque "otros aliados" también han denunciado "campañas de desinformación" para intentar influir el proceso político, ha recalcado Lute.
Alemania ha manifestado preocupación por que este tipo de campañas de desinformación afecten a sus elecciones y Reino Unido también es otro de los aliados que ha subrayado un problema en este ámbito, según fuentes diplomáticas, que admiten que "todos" los países de la OTAN son objeto de ciberataques, cuya autoría es difícil de determinar y lleva tiempo. "No todos vienen de Rusia", han recalcado.
La Unión Europea y la OTAN ya firmaron un acuerdo técnico en febrero para reforzar su cooperación contra los ataques cibernéticos que permitirá a ambas organizaciones intercambiar información y mejores prácticas en este ámbito, un problema que va en aumento.
Ambas partes también acordarán reforzar su cooperación en materia de seguridad marítima y cooperar más en la consolidación de las capacidades de defensa de países vecinos frágiles. La OTAN ya coopera con Frontex para frenar la inmigración irregular en el mar Egeo y ha acordado apoyar con intercambio de información y logística a la operación de la UE contra las mafias de inmigrantes en el Mediterráneo.
SINCRONIZAR EJERCICIOS MILITARES
Asimismo, se comprometerán a "sincronizar" sus respectivos ejercicios militares y a participar como observador en los de la otra parte, ha explicado Lute. Organizar ejercicios conjuntos es algo que "llevará tiempo", han admitido fuentes diplomáticas.
Mogherini también explicará en la reunión los pasos que han acordado dar los países de la UE para reforzar la defensa europea, algo que apoya "mucho" la OTAN mientras se garantice la complementariedad entre ambas, ha explicado Lute, que ha admitido que "hasta ahora" parece ser el caso.
El ministro de Exteriores Alfonso Dastis, se estrena en una reunión con sus homólogos de la OTAN esta semana y espera mantener varios encuentros bilaterales todavía pendientes de confirmar, entre ellos, con Stoltenberg y con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, que asistirá a su última ministerial antes del cambio de Administración, según fuentes diplomáticas.
EL FUTURO DE LAS RELACIONES CON RUSIA
Los Veintiocho discutirán durante la cena del martes las relaciones con Rusia tras la victoria de Donald Trump, que se espera que busque un acercamiento con Rusia aunque se descarta que se traduzca en "un cambio radical" de política, han explicado fuentes diplomáticas, sin que estén previstas decisiones al respecto. Se trata de "recalibrar" la relación con Rusia y evaluar qué se puede hacer para "encontrar el equilibrio adecuado" entre disuasión y diálogo, ha explicado Lute.
Al día siguiente, los Veintiocho discutirán con su homólogo ucraniano la situación en el este del país, que sigue siendo "extremadamente seria" por las violaciones diarias del alto el fuego, en ocasiones cien al día, "porque no se han retirado las armas pesadas" acordadas, ha denunciado Stoltenberg.
También reafirmarán ante su homólogo afgano el viernes su compromiso con mantener en 2017 el nivel de militares actual desplegado en Afganistán en el marco de su misión de entrenamiento, unos 13.000.