Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU condena los recientes asesinatos de tres líderes indígenas en México

La oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha condenado este miércoles los recientes asesinatos de al menos tres líderes indígenas, señalando que estos ponen de manifiesto "el contexto de violencia" al que se enfrentan los defensores de los Derechos Humanos en el país.
El representante de la oficina en México, Jan Jarab, ha hecho referencia así a la muerte de dos indígenas huicholes en Jalisco el pasado sábado y a la de un tercer indígena, en este caso tzotzil, en Chiapas.
Jarab ha subrayado la peligrosidad a la que se enfrentan los activistas mexicanos y, en particular, aquellos que defienden los derechos indígenas y comunitarios y ha instado a las autoridades del país a abrir una investigación exhaustiva, imparcial y diligente.
Asimismo, ha pedido que se averigüen los motivos de los mismos, de manera que se establezca si estaban vinculados a la lucha que llevaban adelante.
Los dos primeros asesinados fueron los hermanos Agustín y Miguel Ángel Vázquez Torres, de Jalisco.
Miguel, quien fue hasta hace pocos meses el presidente de Bienes Comunales de San Sebastián Teponahuaxtlán, una demarcación indígena que incluye a Tuxpan de Bolaños, murió en el hospital tras haber sido alcanzado por varios disparos, mientras que su hermano fue tiroteado cuando salía del hospital donde había ido a ver a su hermano.
La ONU considera que podría tratarse del mismo atacante. La Fiscalía, por su parte, afirmó el domingo que detrás de sus muertes estaban miembros de una "célula criminal".
Por otro lado, Guadalupe Huet Gómez, defensora de los derechos de la tierra y luchadora para conseguir el respeto de las costumbres de su municipio, fue asesinada este lunes cuando protegía un cementerio local de ser saqueado.