Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU expresa su preocupación por el aumento de las tensiones en torno a la Explanada de las Mezquitas

El coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en Oriente Próximo, Nickolay Mladenov, ha expresado este jueves su preocupación por el aumento de las tensiones en torno a la Explanada de las Mezquitas, pidiendo a las partes que trabajen para reducirlas.
"Pido a todas las partes implicadas que reduzcan la tensión y a las voces moderadas que se pronuncien contra aquellos que intentan azuzar las tensiones", ha dicho en un comunicado.
En el mismo, ha aplaudido el compromiso del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, para mantener el 'statu quo' en los lugares sagrados de Jerusalén, así como al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, por condenar la violencia.
"Espero que estas afirmaciones contribuyan a resolver las preocupaciones de todas las partes y a poner fin a la retórica provocativa que se ha sumado a las tensiones durante la última semana", ha remachado, destacando la importancia de Jordania en la situación como custodio de los lugares sagrados musulmanes y cristianos de Jerusalén.
Las tensiones han ido en aumento en los últimos días debido a las medidas de seguridad aplicadas por Israel en la Explanada de las Mezquitas tras el ataque registrado el 14 de julio, que se saldó con la muerte de dos policías.
El jefe Azam al Jatib, director de Patrimonio Islámico (Waqf) y de Asuntos de la Mezquita de Al Aqsa, afirmó el miércoles que se ha emitido una orden para que los encargados de las mezquitas de Jerusalén Este no realicen las plegarias en sus centros durante este viernes y que acudan a la Explanada de las Mezquitas.
Netanyahu evaluará si se deben retirar los detectores de metales instalados el domingo en las entradas al recinto, motivo de las protestas, según ha explicado este mismo jueves el ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan.
La Explanada de las Mezquitas o Monte del Templo, para los judíos, descansa en uno de sus laterales sobre el Muro de las Lamentaciones, último vestigio del Templo de Salomón, por lo que los musulmanes temen las intenciones de radicales judíos que pretenden destruir la Mezquita de Al Aqsa para construir un Tercer Templo judío de Jerusalén.