Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU advierte de que no dudará en denunciar violaciones durante el posconflicto en Colombia

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, se ha comprometido este jueves a "observar" de forma estricta el posconflicto en Colombia, donde revisará que se cumplan las garantías incluidas en el Acuerdo de Paz, y ha advertido de que no dudará en denunciar o intervenir en caso de que se viole alguna de estas garantías, ya sea por parte del Gobierno como por parte de la guerrilla.
Tras su paso por el país, Al Hussein ha agradecido la "independencia" que Bogotá le otorga en su tarea de observación en el país, y ha tildado de emocionante la labor que los Acuerdos de Paz le atribuyen en el posconflicto.
En una rueda de prensa ofrecida desde Bogotá, el alto comisionado ha denunciado los ataques que han sufrido defensores de los Derechos Humanos, periodistas y grupos minoritarios en el país, y ha recordado que tanto el Gobierno de Juan Manuel Santos como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen la responsabilidad de protegerlos.
Al Hussein ha cifrado en 776 el número de defensores de los Derechos Humanos que han muerto en Colombia entre 1994 y 2015. "En los primeros nueve meses del año, la Oficina ha documentado 36 casos de posibles homicidios contra defensores y defensoras", ha señalado.
No obstante, ha recordado que las dificultades en el posconflicto serán "inmensas" y que es importante no imponer expectativas muy altas, ya que habrá "drama, malas interpretaciones, retrasos y contratiempos".
"A pesar de que los acuerdos hayan concretado estrictos calendarios, lo más importante será que todos los esfuerzos hechos mantengan el impulso", ha señalado.
"NO HAY IMPUNIDAD"
Durante su intervención, Al Hussein ha hecho hincapié en la rendición de cuentas existente en los acuerdos, que cumple los estándares internacionales de la responsabilidad en crímenes de guerra, contra la humanidad y otras violaciones graves de los Derechos Humanos.
Asimismo, ha negado que los acuerdos otorguen una completa "impunidad", aunque ha reconocido que todavía no está definido cómo trabajarán los tribunales de Justicia en la rendición de cuentas.