Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU denuncia que al menos 173 civiles han muerto en la ofensiva sobre Raqqa en junio

Al menos 173 civiles han muerto durante el mes de junio en los ataques aéreos y terrestres contra Raqqa en el marco de la ofensiva para arrebatar esta ciudad siria al grupo terrorista Estado Islámico, según ha denunciado este miércoles el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Husein, que ha precisado que habría unos 100.000 civiles atrapados.
Según los datos recabados por su oficina, al menos 173 civiles han muerto en ataques aéreos y terrestres desde el 1 de junio, aunque teme que sea una cifra muy conservadora y la cifra real "sea mucho mayor".
Además, se siguen recibiendo informaciones de que Estado Islámico está impidiendo a la población civil abandonar la ciudad, su principal bastión en Siria, si bien algunos han conseguido escapar tras pagar grandes sumas de dinero a traficantes, incluidos algunos vinculados al grupo terrorista. Asimismo, ha precisado, quienes intentan huir corren el riesgo de morir por las minas terrestres o de verse atrapados en el fuego cruzado.
"El intenso bombardeo sobre Raqqa en las tres últimas semanas ha dejado presuntamente a los civiles aterrorizados y confundidos sobre dónde pueden buscar refugio ya que se ven atrapados entre las monstruosidades de Estado Islámico y la feroz batalla para derrotarlo", ha subrayado Zeid en un comunicado.
"El gran número de víctimas civiles indica que las partes tienen que hacer mucho más para garantizar la protección de la población civil", ha denunciado. "Los civiles no deben ser sacrificados por el bien de rápidas victorias militares", ha reclamado.
En este sentido, ha llamado a todas las fuerzas que luchan contra Estado Islámico en Raqqa, incluidas las fuerzas internacionales, a que revisen sus operaciones con el fin de garantizar el pleno cumplimiento del Derecho Internacional y a que investiguen de forma "rápida y efectiva" las informaciones de víctimas civiles.
Por otra parte, ha pedido a las partes en el conflicto a que adopten medidas que permitan a los civiles que quieren huir de los enfrentamientos que puedan hacerlo de forma segura.
Zeid también ha señalado que hay informaciones preocupantes de violaciones y abusos por parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición de grupos armados árabes y kurdos apoyada por Estados Unidos, en las zonas bajo su control, como la ciudad de Tabqa, que incluyen saqueos, secuestros, detenciones arbitrarias así como reclutamiento de niños.