Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU cifra en 10.000 los civiles muertos a causa del conflicto en Yemen

El coordinador humanitario de Naciones Unidas para Yemen, Jamie McGoldrick, ha cifrado este lunes en 10.000 el número de civiles muertos a causa del conflicto en el país, agregando que otros 40.000 civiles han resultado heridos.
McGoldrick ha resaltado que "hay siete millones de personas que no saben de dónde vendrá su comida", recalcando "la necesidad de resolver la situación", según ha informado la cadena de televisión británica BBC.
Por su parte, el viceportavoz de la Secretaría General de al ONU, Farhan Haq, ha manifestado que "existe la necesidad de resolver la situación en Yemen sin más retrasos".
"Hay un gran coste humanitario, que hemos estado mencionando periódicamente", ha dicho Haq tras ser preguntado sobre la reacción del secretario general, António Guterres, al balance facilitado por McGoldrick.
El balance es muy superior al anunciado en noviembre por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que indicó que la guerra había causado la muerte de 7.000 civiles hasta la fecha.
El conflicto entre el Gobierno del presidente de Yemen, Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por la coalición liderada por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, que cuentan con el respaldo de Irán y junto a los que combaten las tropas leales al expresidente Alí Abdulá Salé, estalló hace 18 meses y ha causado estragos en el país más pobre del mundo árabe.
El conflicto ha destrozado la inmensa mayoría de las infraestructuras de Yemen, por lo que gran parte de la población se ha quedado sin medios de vida y sufre inseguridad alimentaria.
De acuerdo con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), más de 7,5 millones de niños en Yemen necesitan asistencia sanitaria urgente y alrededor de 370.000 se encuentran al borde de sufrir desnutrición severa.