Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU insta a los chipriotas a involucrarse en el proceso de paz, "levantarse y exigir un cambio"

El enviado especial de la Secretaría General de Naciones Unidas para Chipre, Espen Barth Eide, ha señalado este jueves que la población de la isla debe involucrarse en mayor medida en el proceso de paz entre las autoridades turcochipriotas y grecochipriotas y ha instado a los ciudadanos a "levantarse y exigir un cambio".
"Si realmente quieren que algo cambie, deben levantarse y exigirlo", ha aseverado Eide, que ha indicado que es necesario que la sociedad civil se involucre en mayor medida en la causa para hallar una solución a la disputa mediante el diálogo.
El asesor de Naciones Unidas, que ha afirmado que los chipriotas han dejado la cuestión en manos de sus líderes, se ha reunido esta semana con el presidente turcochipriota, Mustafa Akinci. Asimismo, ha destacado la importancia de introducir a la población en las conversaciones sobre la reunificación de la isla.
"Hay que hacer algo, no pueden sentarse y esperar a que otros cambien las cosas", ha aseverado Eide, que a finales de julio solicitó a greco y turcochipriotas que no entraran "en un cruce de acusaciones" tras el fracaso de las negociaciones sobre la reunificación.
Eide manifestó que "es crucial que se reflexione sobre el espíritu de entendimiento y compromiso en lugar de resaltar las diferencias" tras las acusaciones cruzadas entre Turquía y Grecia sobre el fracaso del proceso en el marco de las conversaciones celebradas en la localidad suiza de Crans-Montana.
Chipre está dividida en dos desde que en 1974 el Ejército turco ocupó la parte norte --el 36,2 por ciento de su territorio-- tras un golpe de Estado instigado por la junta militar en el poder en Grecia y ante el temor de que la isla se uniera a este último país.
A principios de julio, el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, dijo que estaba dispuesto a seguir negociando un acuerdo para la reunificación de la isla pero recordó que entre sus peticiones seguía estando que Turquía renuncie a cualquier posible intervención y retire sus tropas de la parte norte --unos 30.000 efectivos--.
El conflicto continúa siendo un foco de tensión entre Turquía y Grecia. Más de cuatro décadas después, la última ronda de diálogo se presentaba como la mejor ocasión hasta ahora para una reunificación ansiada por los dos lados. Turquía, por su parte, ha culpado a la "intransigencia" grecochipriota del fracaso de las últimas conversaciones.