Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU advierte que 50.000 niños podrían morir en Sudán del Sur este año

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) ha advertido este sábado de que hasta 50.000 niños podrían morir este año en Sudán del Sur si no reciben ayuda humanitaria, especialmente ayuda nutricional.

"Ahora que han comenzado las lluvias la situación en Sudán del Sur se deteriora día a día. La gente vive literalmente en el fango. Hay brotes de cólera, la malaria está descontrolada y muchos niños sufren de malnutrición", ha explicado el coordinación humanitario para Sudán del Sur, Toby Lanzer, según un comunicado oficial de la OCHA.
Lanzer ha indicado que hay millones de personas que necesitan urgentemente atención sanitaria, alimentos, agua potable, saneamiento adecuado y refugio para "conseguir pasar el año".
"Tenemos tres objetivos principales: salvar vidas, que no haya una hambruna y evitar que haya una generación perdida de niños y jóvenes por este conflicto", ha apuntado.
Lanzer ha presentado este sábado un plan humanitario para asistir a 3,8 millones de sursudaneses hasta finales de año. Para cumplir con el plan anual se necesitaban 1.800 millones de dólares de los que ya se han obtenido 740, lo que ha permitido ayudar a 1,9 millones de personas. "Con los recursos suficientes podremos hacer mucho más", ha explicado Lanzer.
Según el comunicado de la OCHA, tras seis meses de conflicto aproximadamente 1,5 millones de personas han tenido que huir de sus hogares y 7 millones están en peligro de sufrir hambruna o enfermedades.
Las organizaciones humanitarias han expresado ya su satisfacción por el compromiso de las partes en conflicto --el Gobierno liderado por Salva Kiir y los sublevados afines a Riek Machar-- de seguir adelante con el proceso de paz, pero han recordado que "el daño ya está hecho".
"Aunque se mantenga el cese de las hostilidades, y espero sinceramente que se mantenga, los combates ya han roto la vida de millones de personas", ha indicado Lanzer. "El compromiso de las ONG y las agencias de la ONU con el pueblo de Sudán del Sur es firme y resuelto, pero necesitamos (...) compromiso de ambas partes al más alto nivel para permitir el acceso de los cooperantes (...) y más dinero", ha apostillado.