Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide a Sudán que retire los cargos contra seis activistas que podrían ser condenados a muerte

Un grupo de expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas ha reclamado este miércoles a las autoridades de Sudán que retire los cargos --que implican pena de muerte-- a seis activistas, recalcando que "los cargos parecen estar relacionados directamente con su trabajo".
Todos ellos trabajaban o estaban afiliados a la ONG Training and Human Development (TRACKS), con sede en la capital, Jartum, y fueron detenidos hace alrededor de tres meses, si bien aún no han sido juzgados.
Los seis han sido acusados por la Fiscalía de Seguridad Estatal por conspiración criminal, minar el sistema constitucional, lanzar una guerra contra el Estado, espionaje y terrorismo.
El relator especial sobre derecho de asamblea y asociación, Maina Kiai, ha afirmado que "es probable que esta sentencia tenga un efecto espeluznante sobre los defensores de los Derechos Humanos de Sudán".
Por su parte, la relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, Agnes Callamard, ha recordado que "la pena de muerte es una forma extrema de castigo", agregando que "sólo debe ser aplicada tras un juicio justo que respete las más estrictas garantías".
"Estoy seriamente preocupada por el hecho de que cualquier juicio contra estas seis personas no cumpla con estos principios", ha añadido.
Los relatores han expresado además su preocupación por el "creciente acoso e intimidación" de miembros clave de la sociedad civil del país, así como por las limitaciones a la libertad de expresión y asociación.
"Existe la necesidad urgente de que el Gobierno de Sudán les permita llevar a cabo sus actividades en un ambiente abierto y seguro", ha recalcado el experto independiente sobre la situación de los Derechos Humanos en Sudán, Aristide Nononsi.