Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU pide a México que investigue el asesinato de una activista "desde la perspectiva de género"

La oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México ha condenado "enérgicamente" este jueves el asesinato de Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, integrante de la Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos de Tamaulipas, y ha pedido que se investigue "desde la perspectiva de género".
Rodríguez Martínez fue asesinada a tiros la noche del miércoles en su vivienda en la localidad mexicana de San Fernando.
La ONU ha subrayado que el asesinato de Rodríguez Martínez tuvo lugar el mismo día que México celebra el Día de las Madres, "celebración que en años recientes se ha convertido en un emblema del reclamo de justicia y visibilización de la lucha que llevan a cabo las familias de personas desaparecidas".
En un comunicado, la oficina de la ONU ha instado a las autoridades a investigar "debidamente" la muerte de la activista "desde una perspectiva de género" y que ésta "no quede en la impunidad".
Asimismo, ha pedido que el Gobierno tome las medidas necesarias para proteger a su familia y al resto de familiares de personas desaparecidas en el estado, considerando que Tamaulipas encabeza las listas de desaparecidos en el país.
Por otro lado, ha abogado por lograr que con la solidaridad y la cobertura "constantes" de sociedad civil, medios de comunicación y colectivos de familias del resto del país se logre "que quienes luchan en Tamaulipas por encontrar a sus familiares tengan la atención y visibilidad que la gravedad de su situación amerita".
ACTIVISTA POR LOS DESAPARECIDOS
Rodríguez Martínez, que se sumó al colectivo después de que desapareciera, en 2014, su hija menor de edad --que fue hallada, posteriormente, en una fosa común en la localidad--, se encontraba en su casa cuando hombres armados irrumpieron en ella sobre las 20.30 horas.
En un comunicado, la Comunidad Ciudadana en Búsqueda de Desaparecidos de Tamaulipas ha explicado que la activista murió cuando estaba siendo trasladada al hospital.
"En 2014, Miriam sufrió la desaparición de su hija Karen Alejanadra en años pasados. Miriam con sus propios medios investigó, dio con el paradero de la menor de edad en una fosa clandestina en San Fernando. Meses después indicó a las autoridades quiénes eran los culpables del asesinato", ha señalado el organismo.
"Pese a que ella, a diferencia de las y los miles de mujeres y hombres que no sabemos dónde están nuestros seres queridos encontró a su hija decidió apoyar a las cientos de víctimas del valle de San Fernando", han agregado.
Rodríguez Martínez fue una de las impulsoras de la Comunidad de Búsqueda de Desaparecidos. Desde el organismo, han lamentado la muerte de la defensora de los derechos de justicia y paz y han enviado un "abrazo fraternal" a su familia.
Asimismo, han criticado la "poca capacidad e interés" del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y del gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, para atender a las víctimas y proceder a la pacificación de Tamaulipas y han pedido "auxilio" a Naciones Unidas y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).