Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU insta al Gobierno sursudanés a que detenga cualquier ofensiva militar hacia Aburoc

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Husein, ha instado este jueves al Gobierno de Sudán del Sur a que detenga cualquier ofensiva militar hacia Aburoc, en el estado de Nilo Occidental, donde se produjeron enfrentamientos la semana pasada.
Entre 35.000 y 50.000 personas se encuentran atrapadas en Aburoc, muchas de las cuales se vieron obligadas a caminar hasta 150 kilómetros por temor a los ataques del Ejército Popular de Liberación de Sudán (SPLM) perpetrados en las localidades de Tonga y Kodok, según ha informado Naciones Unidas.
Además, la ONU ha asegurado que la población civil en Aburoc se encuentra en zonas controladas por el SPLM-IO (SPLM-En Oposición), frente a la ofensiva militar del SPLM.
"Los civiles en Aburoc corren el riesgo de sufrir violaciones graves de los Derechos Humanos, violencia interétnica y desplazamientos", ha señalado Zeid. "Mujeres, niños y hombres se encuentran a merced de mandos militares, en ambas partes, que han demostrado poca o ninguna consideración para la protección de los civiles", ha añadido.
Zeid ha pedido al SPLM-IO que "desmilitarice" las zonas con mayor número de civiles y que tome medidas para garantizar la protección de civiles bajo su control.
Asimismo, el Alto Comisionado ha hecho un llamamiento al Gobierno para que permita que la Misión de la ONU en Sudán del Sur tenga acceso a Aburoc y Kodok, además de asegurarse de que las agencias humanitarias puedan proporcionar ayuda esencial a la población desplazada.