Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU aplaude el acuerdo de las dos Coreas para rebajar la tensión

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki MoonREUTERS

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha aplaudido el acuerdo alcanzado entre las dos Coreas para rebajar la tensión en la zona fronteriza, expresando su satisfacción con el punto relativo a la celebración de un diálogo intercoreano.

"Valoro especialmente el acuerdo para celebrar un diálogo intercoreano y espero que sirva como mecanismo para gestionar de forma efectiva cualquier problema que pueda surgir en la península coreana", ha indicado en su comunicado.
Asimismo, Ban ha abogado firmemente por "medidas humanitarias como la regularización de la situación de familias separadas", sosteniendo que la misma "no debería estar sujeta a consideraciones políticas o de seguridad".
El secretario general de la ONU ha expresado además su esperanza que este acuerdo sirva como fase previa a la reanudación de las conversaciones para abordar el programa nuclear norcoreano.
Por último, ha resaltado la importancia de que se aplique totalmente el acuerdo alcanzado este lunes para mantener la paz y la estabilidad en la península, al tiempo que ha asegurado que está preparado para apoyar la cooperación entre ambos países.
Ambas partes iniciaron el sábado contactos de alto nivel que finalmente han fructificado en un documento en el que Corea del Norte expresará que "lamenta" lo ocurrido por las minas terrestres colocadas y Corea del Sur se compromete a poner fin a las emisiones propagandísticas con altavoces.
Tras anunciar oficialmente el acuerdo el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional surcoreana, Kim Kwan Jin, ha destacado que es "muy significativo" que Pyongyang haya pedido lamentado el incidente de la mina. Con este acuerdo, ambas partes se comprometen a tomar medidas para que no se produzcan este tipo de incidentes por "provocaciones". Corea del Norte anuncia además que pondrá fin al estado de "quasibélico" de alerta en sus Fuerzas Armadas.
A cambio del pronunciamiento de Pyongyang, Seúl ha accedido a interrumpir la emisión de propaganda con los altavoces apostados en la frontera a partir del mediodía del martes "a menos que ocurra una situación anormal".
Además, ambas partes anuncian su intención de facilitar a Cruz Roja las reuniones entre familias separadas por la frontera y de mantener contactos periódicos en Seúl o Pyongyang para mejorar las relaciones en lo que Kim ha calificado de "marco básico para el desarrollo de las relaciones intercoreanas". Las reuniones comenzarán previsiblemente en torno a la festividad de Chuseok, celebrada a ambos lados de la frontera cada 27 de septiembre.
Los ejércitos del norte y del sur estaban en alerta desde un breve intercambio de fuego de artillería en la frontera que se produjo el pasado jueves.
Pyongyang exigía el fin de las emisiones de propaganda desde el sur a través de altavoces iniciadas después de que dos militares surcoreanos resultaran heridos por la explosión de una mina. Las emisiones propagandísticas con altavoces llevaban once años suspendidas.