Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las ONG denuncian el bombardeo de dos hospitales en Alepo

Las ONG han denunciado el bombardeo de dos hospitales en la ciudad siria de Alepo y han reclamado el cese inmediato de los ataques contra civiles y centros sanitarios, que han terminado convirtiéndose en objetivo de una guerra sin cuartel.
Dos hospitales del este de Alepo, apoyados entre otras organizaciones por Médicos Sin Fronteras (MSF) y Médicos del Mundo, sufrieron graves daños durante una serie de bombardeos indiscriminados lanzados el martes por la noche. Ambos centros se han visto obligados a suspender sus actividades.
Según un comunicado de MSF, los ataques se habrían saldado con al menos dos fallecidos y varios heridos. Los testimonios recabados por Médicos del Mundo, por su parte, han confirmado que los disparos fueron realizados desde el aire, lo que apuntaría a las fuerzas sirias o rusas como responsables.
Tras este incidente, sólo quedan otras dos estructuras médicas con capacidad quirúrgica en el este de Alepo, donde entre 250.000 y 300.000 personas estarían atrapadas. El coordinador general de MSF en Siria, Carlos Francisco, ha asegurado que "quedan solo siete cirujanos" activos.
"Esto llega en un momento en el que la ciudad, que lleva bajo asedio desde el mes de julio, está sufriendo los bombardeos más indiscriminados y brutales desde el comienzo de la guerra. Ya no sabemos cómo decirlo: esto tiene que parar", ha reclamado este responsable.
La presidenta de Médicos del Mundo Francia, Françoise Sivignon, ha apuntado que "quienes viven en los barrios rebeldes de Alepo se encuentran en un asedio total y no reciben ayuda exterior desde hace dos meses". Si la situación no cambia, es "cuestión de semanas" antes de que la población se quede sin atención médica.
"El Derecho Internacional Humanitario se viola deliberadamente. No podemos seguir haciendo nuestro trabajo; nos enfrentamos a una enorme catástrofe humana", ha lamentado la representante de la organización humanitaria en una nota.