Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ONG cree que un joven de EEUU dado por muerto en 2004 fue reclutado para enseñar inglés a Kim Yong Un

La fundación surcoreana por la Unificación Familiar de los Secuestrados ha asegurado que fuentes norcoreanas creen que un joven estadounidense, dado por muerto en 2004 cuando estaba en China, podría haber sido reclutado entonces para enseñar inglés al actual líder, Kim Jong Un.
El presidente de esta organización, Choi Sung-yong, ha asegurado que estas fuentes creen que David Sneddon, que tenía 24 años cuando desapareció, vive ahora en la capital norcoreana, Pyongyang, con su mujer y dos hijos, tal y como recoge un artículo publicado en 'Yahoo Japan' y del que numerosos medios se han hecho eco.
Sneddon desapareció en 2004 en la provincia china de Yunnan, cuando estaba explorando el cañón conocido como la 'garganta del salto del tigre'. El Gobierno chino lo dio por muerto mientras realizaba la excursión, si bien su cuerpo nunca se recuperó.
Según este artículo, ahora hay motivos para creer que fue secuestrado por Corea del Norte y trasladado hasta Pyongyang. Sneddon, misionero mormón y entonces estudiante de la Universidad de Brigham, hablaba coreano y estaba estudiando chino mandarín en el momento de su desaparición.
La familia ha asegurado que conocer esta posibilidad no les ha sorprendido "en absoluto", según declaraciones recogidas en el diario 'Desert News Utah'. "Sabíamos que estaba vivo, así que seguiremos luchando".
El portavoz de la secretaría de Estado de Estados Unidos, John Kirby, ha reconocido que si bien Washington no puede especular con las razones de su desaparición, "hay pruebas que aún no se han verificado de que Sneddon fue secuestrado por Corea del Norte".
En su rueda de prensa diaria, Kirby ha asegurado que la están siguiendo de cerca este caso con las autoridades chinas, con las que mantienen el contacto desde la desaparición de Sneddon hace ahora 12 años.