Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OIM eleva a 73.000 el número de desplazados por la ofensiva contra Estado Islámico en Mosul

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha elevado a cerca de 73.000 el número de civiles desplazados a causa de la ofensiva militar de las fuerzas iraquíes contra el grupo yihadista Estado Islámico en la localidad de Mosul.
Las cifras, recogidas por el servicio de rastreo de emergencia de la Matriz de Seguimiento de Desplazamientos de la OIM, apuntan a un desplazamiento relativamente bajo entre los días 19 y 22 de noviembre, cuando la ONU situó en 68.500 el número de civiles que habían dejado sus hogares.
Sin embargo, el pasado martes, 24 de noviembre, más de 3.800 dejaron el área de Merkaz hacia los campamentos de Jazer MI, Hasansham U3 y Qayara Jadá, mientras que 540 lo hicieron desde Muhalabiya hacia este último campamento.
Mientras las operaciones humanitarias se enfocan en Mosul, miles de familias desplazadas están regresando a otras ciudades previamente ocupadas por Estado Islámico, como Ramadi o Anbar.
El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ordenó el 17 de octubre el inicio de las operaciones para recuperar Mosul. El grupo yihadista controla la ciudad desde verano de 2014 y la ha convertido en la capital iraquí de su proclamado califato.
Con cerca de dos millones de personas antes de que comenzaran los enfrentamientos, la ciudad constituye una zona de vital importancia para los milicianos en Irak. No obstante, el Gobierno teme que el asalto a la urbe provoque un éxodo masivo de civiles.