Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan a 112 los muertos tras las explosiones en el almacén químico de Tianjin

Aumentan los muertos tras las explosiones en Tianjin, en ChinaReuters

Nuevas explosiones han sacudido el almacén de productos químicos ubicado en el puerto industrial de Tianjin que el miércoles estalló por los aires dejando un saldo de 112 muertos y cientos de heridos, según ha informado la prensa china, además de que 95 personas continúan desaparecidas. El Gobierno ha desplegado a 200 militares expertos en armas químicas y nucleares para "que aporten sus conocimientos".

Las autoridades chinas han elevado a 112 los muertos por las gigantescas explosiones declaradas en la ciudad china de Tianjin del pasado 12 de agosto, según un nuevo balance oficial publicado por la agencia estatal de noticias Xinhua. Además, 95 personas continúan desaparecidas. En las últimas horas se han producido nuevas explosiones en el esqueleto en el que se ha convertido el almacén químico debido a la persistencia de algunos "productos peligrosos".
Aún se desconoce exactamente qué productos había almacenados, por lo que no pueden estar seguros de las consecuencias que la acción de las equipos de emergencia podrían tener sobre la seguridad y salubridad de la zona. Un portavoz local, Gao Huaiyou, ha explicado que se cree que el almacén contenía bisulfuro de sodio, cianuro de sodio, potasio de nitrato y nitrato de amonio, entre otros.
Por ello, el Gobierno chino ha ordenado el despliegue en Tianjin de más de 200 militares expertos en armas químicas y nucleares y ha reunido a varios fabricantes de compuesto químicos "para que aporten sus conocimientos".
Cientos de víctimas
El incendio en Tianjin ha dejado al menos 112 muertos, entre ellos 21 bomberos, y cientos de heridos, de los cuales algunos permanecen ingresados en estado grave en varios hospitales cercanos.
Mientras la búsqueda continúa y las investigaciones avanzan, las familias de las víctimas se agolpan en las oficinas gubernamentales de Tianjin para exigir unas explicaciones que no llegan. "Nadie nos ha dicho nada. Estamos completamente en las sombras porque no tenemos noticias de ningún tipo", ha criticado una mujer a la que las fuerzas de seguridad impidieron acceder a la última comparecencia pública de las autoridades locales.

Irregularidades
Lo que sí se sabe ya con certeza es que el almacén químico de Ruihai Logistics incumplió en 2013 las normas de seguridad para el tratamiento de "productos peligrosos" porque sus contenedores no llegaban a los estándares mínimos. En una inspección rutinaria realizada hace dos años sobre más de 4.000 contenedores para el transporte marítimo en el puerto industrial de Tianjin, cinco no pasaron el examen, según prensa local.
Además, el almacén químico incumplía por sí mismo la legislación china, que establece que las "instalaciones peligrosas" deben estar a al menos un kilómetro de distancia de los núcleos urbanos, y en este caso hay dos complejos residenciales cerca. El gestor de Ruihai Logistics ya ha sido detenido, pero la Policía no ha revelado si se ha presentado alguna acusación en su contra.
24 toneladas de TNT
Los dos estallidos iniciales del miércoles, equivalentes a 24 toneladas de TNT, provocaron una enorme bola de fuego que pudo verse a varios kilómetros de distancia. Las autoridades chinas han impusieron una zona de exclusión de tres kilómetros y pidieron a los residentes en los centros urbanos cercanos que usen mascarillas y se cubran el cuerpo lo máximo posible.
Este suceso, que ha dado la vuelta al mundo, ha sacudido por completo la ciudad de Tianjin, ubicada en el norte de China y conocida por ser un importante punto de salida y entrada de mercancías industriales, principal modo de vida de sus 15 millones de habitantes.