Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva campaña de Maduro contra los líderes occidentales tras la caída del precio del crudo

La complicada situación económica de Venezuela por la caída del precio del petróleo coincide con la nueva campaña acusatoria de Nicolás Maduro contra los líderes occidentales. Primero fue Aznar, a quien ha llamado asesino por la guerra de Irak, y ahora el turno ha sido para Estados Unidos. Si el presidente norteamericano Barack Obama firma la ley, las sanciones aprobadas por el Senado impedirán entrar en territorio estadounidense a altos funcionarios venezolanos implicados en la represión de la oposición. "No aceptamos sanciones imperialistas", ha dicho Maduro que responsabiliza a EEUU de la caída de los precios del petróleo que desde junio asfixia aún más a una economía lastrada por la inflación y el desabastecimiento.