Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva York esquiva la tormenta que se ha cebado con la ciudad de Boston

Nueva york ha esquivado el temporal histórico que los meteorólogos anunciaron la iba a sepultar bajo la nieve. La ciudad ha quedado cubierta de un manto blanco, pero no en la medida que se espera. Tras nueve horas de bloqueo, se restablecían los vuelos y se levantaba la prohibición del tráfico y del uso del transporte público. Unas medidas que han supuesto pérdidas millonarias y que le han valido numerosas críticas al alcalde neoyorquino, Bill Di Blasio. Donde sí ha cumplido las previsiones es en el noreste del país. Long Island ha amanecido con 40 centímetros de nieve y con el sonido de las máquinas quitanieves. La más castigada ha sido Boston.