Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueva York refuerza su seguridad para Año Nuevo tras los atentados en Europa

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha anunciado este jueves un despliegue especial para garantizar la seguridad durante la tradicional celebración de Año Nuevo en Times Square debido a los recientes atentados en Europa.
De Blasio ha comparecido junto al jefe de la Policía local, James O'Neill, para explicar a los neoyorquinos cómo será el dispositivo de seguridad de este año. "Todos los años la gente quiere saber si estamos preparados", ha asumido De Blasio.
El líder demócrata ha explicado, en primer lugar, que no hay ninguna amenaza concreta contra Times Square, donde cada 31 de diciembre se dan cita unos dos millones de personas para despedir el año en uno de los lugares más famosos del mundo.
"Vamos a estar seguros", ha sostenido el comisario O'Neill. "Vamos a tener una de las mejores policías, en uno de los eventos más protegidos, en una de las avenidas más seguras de todo el mundo, dado el despliegue que vamos a hacer", ha enfatizado, según informa la prensa local.
En total, 7.000 agentes se repartirán por Times Square y sus alrededores, así como en hoteles, teatros y restaurantes, entre ellos expertos en artefactos explosivos, a los que se sumarán helicópteros y cámaras de vigilancia.
Esta vez, como medida específica, las autoridades neoyorquinas han ordenado colocar decenas de sacos de arena y vehículos pesados en el perímetro de Times Square para evitar un atentado como el del 19 de diciembre en Berlín o el 14 de julio en Niza, ejecutados con camiones.
Las entradas a esta emblemática plaza neoyorquina estarán controladas por agentes que harán minuciosos controles. "Usaremos detectores de metal y escáneres individuales", ha dicho, por su parte, el director del Departamento de Policía, Carlos Gomez.
Goméz ha hecho un llamamiento concreto a los neoyorquinos para que no lleven paraguas ni mochilas o bolsos grandes a la celebración de Año Nuevo. "Algunas veces hay controversias por esto, pero seré claro: no lo llevéis", ha espetado.
Las capitales europeas también han decidido reforzar la seguridad en los principales puntos de celebración en Nochevieja para prevenir ataques terroristas. El Estado Islámico y grupos afínes han alentado a atentar en Occidente durante las fiestas navideñas usando cualquier método.